¡Subscribite a nuestro newsletter!

Todo lo que has de saber sobre la Declaración de la Renta

Existen ciertas cosas que todos conocemos pero que, por desgracia… no sabemos cómo funcionan, cómo nos afectan o, incluso, cuándo tenemos que realizarlo. Este es el caso de la temida Declaración de la Renta, algo sobre lo que todo hemos oído hablar (la mayoría de las veces con miedo o con hastío). Y que, en consecuencia, la solemos temer.

Hoy, vamos a explicarte todo lo que tendrían que haberte explicado mucho antes sobre la Declaración de la Renta: quién ha de rellenarla, cuándo se ha de rellenar, dónde hay que entregarla… y a qué profesionales acudir para no meter la pata.

 

¿Qué es la Declaración de la Renta y cómo surgió?

Para que todos entendamos exactamente de qué estamos hablando, creemos que lo más importante, antes que nada, es que entendáis qué es esta formalidad. Cito textualmente de una página experta en estos temas: “La Declaración de la Renta es el documento que recoge el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) y desglosa los ingresos percibidos a lo largo del año a declarar, por norma genérica el del ejercicio del año fiscal anterior, así como los gastos o inversiones realizados.”.

Se originó en la necesidad de los gobiernos de recaudar impuestos sobre los ingresos de los ciudadanos para financiar los gastos públicos. A lo largo de la historia, los sistemas fiscales han evolucionado y se han implementado diferentes métodos para gravar los ingresos de las personas de manera justa y eficiente.

El impuesto sobre la renta moderna se originó en el siglo XIX. El Reino Unido fue uno de los primeros países en introducir un impuesto sobre la renta en 1799 para financiar la guerra contra Napoleón. Otros países occidentales, como Alemania y Estados Unidos, también adoptaron sistemas similares en ese período.

 

¿Por qué es necesaria?

La Declaración de la Renta es necesaria porque los impuestos sobre la renta se basan en los ingresos personales y las circunstancias individuales de los contribuyentes, como las deducciones y exenciones permitidas por la ley. Al presentar una declaración de impuestos, los contribuyentes obtuvieron información sobre sus ingresos, gastos y otros factores relevantes para calcular el impuesto que deben pagar o el reembolso al que tienen derecho.

Suelen presentarse anualmente y los contribuyentes deben cumplir con los plazos establecidos por la autoridad tributaria del país en el que residen. La declaración puede realizarse en papel o de manera electrónica, según la normativa vigente en cada lugar. El problema real es que no muchos españoles saben cuándo están obligados a hacer la Declaración de la Renta, lo que hace que se pierdan y, en ocasiones, incurran en multas por desconocimiento.

Es importante destacar que las normas y los procedimientos relacionados varían según el país. Cada gobierno tiene su propio sistema fiscal y establece las leyes y los requisitos fiscales correspondientes. Por lo tanto, es fundamental que los contribuyentes conozcan las disposiciones fiscales específicas de su país y cumplan con sus obligaciones tributarias.

 

Motivos que me obligan a hacerla

En España, existen diferentes motivos por los cuales una persona está obligada a presentar la Declaración de la Renta. Estos motivos se basan en diferentes criterios establecidos por la normativa tributaria.

A continuación, te mencionaré algunos de los motivos más comunes que pueden obligarte a presentar la Declaración de la Renta:

  1. Superar los límites de ingresos: Si has obtenido ingresos superiores a los umbrales establecidos por la ley, estarás obligado a presentar la Declaración de la Renta. Estos límites pueden variar de un año a otro y dependen de tu situación personal, como si estás casado, si tienes hijos a tu cargo, si tienes discapacidad… Más específicamente, se aclara que deben hacerlas “todas aquellas personas que hayan ingresado más de 22.000 euros procedentes de un único pagador o 14.000 euros de varios pagadores”.
  2. Tener varios pagadores: Si has tenido más de un pagador durante el año fiscal y tus ingresos totales superan los 1.500 euros anuales, estarás obligado a presentar la Declaración de la Renta. Esta situación puede darse cuando tengas más de un empleo o si has recibido ingresos de distintas fuentes, como pensiones, alquileres, etc.
  3. Obtener rendimientos del trabajo sujetos a retención: Si has percibido rendimientos del trabajo que están sujetos a retención, como salarios, pensiones, prestaciones por desempleo, etc., y el importe total de dichos rendimientos supera ciertos límites establecidos, estarás obligado a presentar la Declaración de la Renta.
  4. Ser autónomo o profesional independiente: Si eres autónomo o profesional independiente, estarás obligado a presentar la Declaración de la Renta, independientemente de tus ingresos, incluso si no has alcanzado los límites anteriores. Esto se debe a que los autónomos y profesionales independientes deben declarar sus ingresos y gastos para determinar su base imponible.

Es importante tener en cuenta que estos son solo algunos de los motivos más comunes que pueden obligarte a hacer la Declaración de la Renta. La normativa tributaria puede cambiar con el tiempo, por lo que es recomendable consultar la legislación vigente y, en caso de duda, contar con el asesoramiento de un profesional en materia fiscal.

 

¿Cuándo se hace?

La Declaración se realiza anualmente, dado que se refiere al ejercicio fiscal del año anterior. El periodo para presentar la Declaración de la Renta varía cada año y suele establecerse por la Agencia Tributaria. Sin embargo, a modo general, el periodo de presentación abarca desde abril hasta junio. Aun así, habría que estar atentos para que no se nos pase.

A continuación, te proporciono las fechas aproximadas para la presentación de la Declaración de la Renta en años anteriores:

  • Abril: Durante este mes, la Agencia Tributaria suele publicar el inicio del plazo de presentación de la Declaración de la Renta, así como las fechas de referencia para cada tramo del contribuyente.
  • Mayo: Generalmente, el periodo de presentación de la Declaración de la Renta se extiende durante todo el mes de mayo. Durante este período, los contribuyentes pueden presentar su declaración, ya sea de forma presencial, por internet o a través de servicios de asesoramiento fiscal.
  • Junio: El plazo para presentar la Declaración de la Renta suele concluir a finales de junio. A partir de esa fecha, la Agencia Tributaria puede realizar actuaciones de comprobación y notificar los resultados a los contribuyentes.

Es importante saber que la presentación fuera del plazo establecido puede conllevar sanciones y recargos. Además, si se desea domiciliar el pago del impuesto, es necesario tener en cuenta las fechas límites establecidas para ello. Estas fechas son una orientación general.

 

Consejos a la hora de hacer la Declaración de la Renta

Es importante seguir algunos consejos que te ayudarán a asegurarte de que la información presentada sea correcta y completa:

  • Organiza y recopila toda la documentación necesaria: Reúne todos los documentos relevantes, como certificados de ingresos, retenciones, deducciones, facturas, contratos de alquiler, entre otros. Mantenlo todo muy bien ordenado y a mano para facilitar el proceso de declaración.
  • Infórmate sobre las deducciones y beneficios fiscales disponibles: Conoce las deducciones y beneficios fiscales aplicables a tu situación personal y familiar. Infórmate sobre las deducciones por vivienda, por hijos, por discapacidad, por inversiones, entre otras, para aprovechar al máximo las opciones que te permitan reducir tu carga tributaria.
  • Utiliza herramientas digitales y servicios de ayuda: La Agencia Tributaria suele proporcionar herramientas y programas informáticos para facilitar la presentación de la Declaración de la Renta. Utiliza estas herramientas y, si lo necesitas, busca servicios de ayuda o asesoramiento fiscal para asegurarte de hacerlo correctamente.
  • Revisa y verifica los datos antes de presentar: Antes de enviar la Declaración de la Renta, revisa detenidamente todos los datos ingresados. Asegúrate de que no haya errores o datos omitidos que puedan afectar la veracidad de la declaración. Un simple error puede dar lugar a problemas futuros.
  • Consulta a un profesional en materia fiscal: Si tienes dudas o una situación financiera más compleja, es recomendable buscar el asesoramiento de un profesional en materia fiscal. Un experto te ayudará a optimizar tu declaración y te brindará información personalizada en base a tu situación particular.
  • Cumple con los plazos establecidos: Asegúrate de presentar la Declaración de la Renta dentro de los plazos establecidos por la Agencia Tributaria. Evita retrasos, ya que pueden llevar a sanciones o recargos.

 

Profesionales que pueden ayudarte

Para realizar la declaración de la renta, puedes contar con la ayuda de varios profesionales que están capacitados para asistirte en este proceso. Algunos de ellos incluyen:

  • Asesor fiscal: Desde Solfico, una asesoría y gestoría en Barcelona especializada con más de 30 años de experiencia, nos explican que los asesores están especializados en temas tributarios y pueden ayudarte a realizar la declaración de manera precisa y eficiente. Ellos tienen un conocimiento profundo de las leyes fiscales y pueden orientarte según tu situación financiera.
  • Gestor administrativo: Los gestores administrativos ofrecen servicios de asesoría y gestión en diferentes áreas, incluyendo la fiscal. Pueden ayudarte a cumplimentar y presentar tu declaración de la renta, así como proporcionarte asesoramiento en otros aspectos relacionados con tus obligaciones tributarias.
  • Contador público: Los contadores públicos tienen conocimientos en contabilidad y fiscalidad, por lo que son capaces de ayudarte a realizarla. Ellos pueden asegurarse de que todos los cálculos sean correctos y de que estés aprovechando todas las deducciones y beneficios fiscales aplicables.
  • Abogado especializado en impuestos: Consulta con un abogado especializado en impuestos puede brindarte asesoramiento legal en materia tributaria. Pueden ayudarte a cumplir con tus obligaciones fiscales, incluyendo la declaración de la renta. Ellos pueden interpretar la legislación fiscal y ofrecerte estrategias para optimizar tu situación fiscal.
  • Software de declaración de impuestos: Es efectivo si tienes un conocimiento básico de los aspectos fiscales y tu situación financiera no es demasiado compleja. Puedes optar por utilizar software de declaración de impuestos. Estos programas te guían a través del proceso de manera automatizada, haciendo que sea fácil y rápido completarla.

Buena suerte, ¡y no lo dejes para última hora!

Facebook
Pinterest
LinkedIn
Twitter
Email

Tambien te puede gustar

Horas extras impagadas.

Cómo reclamar las horas extras no pagadas.

Mientras el gobierno se empeña en reducir la jornada laboral, muchos trabajadores recurren por sistema a realizar horas extra para mejorar sus condiciones salariales. A veces, algunas de estas horas

Scroll al inicio

Suscríbase a nuestro Newslette

Suscríbase hoy mismo a nuestro boletín electrónico para recibir información actualizada sobre las últimas noticias y ofertas especiales.