La pandemia de Covid-19 puede ser el mejor momento para potenciar tu marca online

23 septiembre, 2020
La pandemia de Covid-19 puede ser el mejor momento para potenciar tu marca online

Por primera vez en muchos años la sociedad a nivel mundial vive un suceso que afecta a la vida de todos, de hecho el coronavirus es, posiblemente, el primer acontecimiento de impacto mundial que vive nuestra generación y va a afectar a todo está en todas partes.

Ahora mismo, todos hablan solo de esto y está presente en casi cualquier cosa. Por ejemplo, si silenciamos el término ‘coronavirus’ en cualquier red social, esta se vaciará de todo contenido.

Este impacto no va a durar solamente el periodo de cuarentena, que va a ser devastador para muchos negocios, sino que amenaza con alargarse  y ocasionar  cambios profundos en la sociedad.

Por lo mismo, los dueños de empresas y negocios comparten una misma preocupación hacia lo desconocido. No saben como continuar con sus negocios mientras el virus acecha en cada esquina y las cosas ya no son como las recordábamos. Sin embargo, si dejamos al lado el miedo a lo desconocido, podemos encontrar más de una oportunidad para potenciar nuestro proyecto incluso en medio del presente caos.

Eso si, en estos tiempos de incertidumbre, la forma de comunicarnos con nuestros clientes y de afrontar las ventas de nuestros negocios debe cambiar. Por ello es importante que analicemos nuestro marketing y decidamos qué acciones debemos mantener, cuáles debemos adaptar y cuáles podemos eliminar.

Negocios presenciales que se quieren lanzar a la piscina web

Aunque podría ser la solución más llamativa, quizá no es lo más recomendable. Esto porque vender online no es un proceso en el que se destaque de un día para otro.

Por ejemplo, si eres un comercio local estarás acostumbrado a tener un tráfico relativamente garantizado que va a pasar por delante de tu local y que se va a interesar por lo que haces. Además, contarás con medios locales en los que vas a poder anunciarte de una forma asequible, las recomendaciones de tus clientes traerán a otros de forma sencilla, entre otras ayudas.

Sin embargo, en la venta online no existe nada de eso. Nadie va a pasar por delante de tu escaparate a no ser que lo traigas tú. Volverte viral de un día para otro en la Internet es algo que no sucede muy a menudo, por lo general cuesta tiempo y trabajo. Igualmente, debes evaluar que en lugar de estar compitiendo con los ocho negocios similares al tuyo que hay en tu ciudad, vas a competir con Amazon, por ejemplo.

Por supuesto que hay casos de éxito que te recomendarán la opción contraria, pero debes recordar que la venta online no es asunto fácil ni rápido. Lleva años descubrir los procesos, los proveedores, la tecnología y el marketing adecuados, y no hay recetas mágicas.

Entonces ¿Qué puedes hacer en este momento de desesperación para que tu negocio no perezca en la pandemia? Pues puedes mantenerte en contacto con tus clientes e intentar aportarles algo de valor. Por ejemplo, ahora mismo se han popularizado mucho los directos y formación online, desde gimnasios, a restaurantes pasando por talleres de madera. Si es difícil que por el momento  vayas a llegar a nuevos clientes, pero permanecer en la cabeza de tus actuales clientes será importante para que vuelvan cuando todo esto pase.

Tu clave será  la constancia, ya que será un camino largo en el que es muy fácil empezar con mucha fuerza y abandonar cuando pasan una o dos sesiones. Lo primero que debes tener claro es que es muy probable que a pesar que trabajes mucho no llegues a las cifras de los directos de influencers o marcas grandes, pero lo que un negocio pequeño realmente necesita son unos pocos cientos de clientes para mantenerse saludable.

Otra estrategia interesante es la de vender tickets de regalo, bonos o similar, siempre en digital, durante los periodos de confinamiento y restricciones. Aumentarás la caja de tu empresa y evitarás gran parte de los problemas del ecommerce. Además, tus propios clientes quizá te recomienden a sus amigos y conocidos de forma más activa entregando esos bonos como regalo.

Intentando mantenerse a flote en el mundo online

Aunque la venta online está sufriendo menos que el comercio local, también se las está viendo un poco negras. De hecho, mucha gente está optando por parar sus campañas de marketing para recortar en gastos.

Si ya estás en el sector del ecommerce, lo más recomendable es que analices tu segmento y decidas si eres un bien de primera necesidad; de lo contrario,  hay muchos casos en los que quizás convendría paralizar la venta online para evitar exponer al personal de almacenes y logística al virus y así favorecer una recuperación más rápida de la epidemia.

Si estás pensando en apostar más por la generación de contenido, debes tener en cuenta que es algo que lleva mucho tiempo, en estos momentos hay un sobrecargo de la misma y sus resultados tardan en ser palpables, sin embargo, esto no le quita que al final tiene un efecto muy importante en las ventas futuras. Lo que puedes hacer es dedicar este tiempo de parón a generar buen contenido, pero con un enfoque pensado para el largo plazo.

La comunicación con los clientes también es un bien que, comparado con el performance, nos parece irrelevante, pero que bien llevada puede suponer un gran empuje a las ventas. También aprovecha de hacer pruebas y mejora tu mensaje, desarrolla una línea de comunicación consistente y utiliza los canales a tu alcance para probarla. Las redes sociales y el email marketing son dos buenas vías para explorar, ya que es fácil medir y hacer pruebas para conseguir mejorar los mensajes que se quieren transmitir.

El fin de la pandemia

Aunque el panorama parezca muy nublado ahora,  esta, por suerte, es una crisis que todo apunta a que será pasajera. Por ello, en vez de verlo todo perdido, hay que intentar aprovechar este periodo para definir la estrategia que nos va a guiar al terminar la crisis y que nos posicionará en un sitio de provecho cuando todo vuelva viento en popa. De hecho, nuestros amigos de DCM Web, expertos en marketing digital, te dan algunos consejos que te inspirarán a planear un futuro mejor para tu negocio:

  • Protege tu marca, no traiciones tus principios y no intentes aprovecharte de la situación de la forma incorrecta, porque muchos quedarán manchados por este comportamiento. Cuida tu reputación y no dejes de pagar a tus proveedores y únicamente negocia con ellos si tu situación deja de ser sostenible.
  • Incluso, aunque muchas empresas han optado por esto, tampoco parece el mejor momento para recortar tu equipo. Si tienes la posibilidad de mantenerlos a todos, hazlo.
  • Refuerza tu branding. Ofrece mensajes de confianza y traslada tus valores y compromiso con la situación que todos vivimos. Aprovecha estos momentos de distanciamiento social para hacerles saber a tus clientes que ellos son lo más importante para tí, y que por responsabilidad hacia todos (incluido tu equipo) las tiendas físicas permanecerán cerradas pero no tu web, donde los esperas con sorpresas y para mantener el contacto.
  • Haz sentir a tu público que compartes sus temores y que estás ahí para arroparlos a través de mensajes que generen empatía y creen vínculos emocionales.
  • Y muy importante, no te olvides de siempre comunicar tu preocupación y compromiso con la situación.  Comparte en tus redes cómo has intensificado las comunicaciones con la red de reparto para poder cumplir con medidas de higiene cuando hagas las entregas de los envíos; las medidas de higiene que toma tu equipo; e incluso, la flexibilidad de jornadas que habéis acordado.