Consejos para mejorar el ambiente laboral

10 noviembre, 2020
Consejos para mejorar el ambiente laboral

No hay nada más importante que ir al trabajo feliz. Saber que serán ocho horas de buen rollo, trabajando, pero con un ambiente laboral bueno. Siempre con una sonrisa, con compañerismo y con ganas de seguir creciendo y aprendiendo. Por este motivo de lo que queremos hablar hoy es de los consejos para mejorar el ambiente laboral. Algo que tiene que funcionar desde los empleados hasta el jefe y pasando por todo el personal relacionado con la empresa.

Cuida el espacio de trabajo

No podemos estar a gusto en un lugar donde no estamos a gusto. Por este motivo es muy recomendable cuidar el espacio de trabajo. Es muy importante tener un ambiente de trabajo bien iluminado y ventilado. La temperatura agradable para todos (entre los 21 a los 25º). Mucho ojo con esto porque ya sabemos que cuando llega el verano e invierno hay líos con los aires acondicionados. Tampoco hay que olvidar la organización y la limpieza porque repercutirán en nuestro estado emocional y productividad. Es importante proveer a los empleados de espacios y material para hacerlo de forma correcta. También contar con mensajes positivos o una decoración a tu gusto en la mesa son buenos aliados.

Control de horario

No siempre hacer horas extras es sinónimo de buena gestión de la empresa. El empresario tiene que pagar más, y el empleado tiene que estar más tiempo fuera de su casa. Por eso, nuestro consejo es de instalar un control de registro laboral. Con Timenet te ahorrarás tiempo en controlar las horas de tus empleados y tendrás centralizado en un único lugar toda la información sobre horarios, vacaciones, permisos, ausencias, etc. Ya no es necesario que sea el primero en llegar y el último de salir para comprobar la puntualidad a la hora de entrar y a las horas de salida, tanto de los trabajadores que están en la empresa como de los que realizan tareas fuera. Además, para los empleados es bueno porque sabrán perfectamente el que trabaja y rinde, y el que no.

Incentivos

La teoría del incentivo es exactamente como suena, un incentivo o motivo para hacer algo. El incentivo más común sería una recompensa. Las recompensas pueden ser tangibles o intangibles, y se presentan generalmente después de la acción o comportamiento que se trata de corregir o hacer que vuelva a suceder. En este caso creemos que un buen jefe para crear un ambiente laboral de buen rollo tiene que saber valorar a sus empleados. Por estas cosas se recomiendan recompensas cada cierto tiempo. No siempre tiene que ser de dinero, también puede ser en especias o en otro tipo. Por ejemplo, si no tenemos liquidez para hacerlo en euros, siempre se puede hacer regalando la tarde del viernes libre, que viene muy bien para poder irte de puente o de casa rural. Incluso también se pueden hacer regalos del tipo una comida en un restaurante o un vale par irte a un spa.

Actividades fuera del trabajo

Seguro que recuerdas que cuando eras niño, en la primera semana de septiembre, cuando se volvía al colegio, se realizaba una convivencia. O lo que es lo mismo, una excursión de un día, donde se iba con bocadillo y se realizaban un montón de actividades y juegos. Esto servía para irnos conociendo y para entablar los primeros contactos. Así, el día siguiente en el cole era especial. Pues algo así recomendamos para los empleados de una oficina. Pero en este caso no se hará una excursión al campo con bocata. Nuestra apuesta es por una comida en un restaurante y luego una actividad divertida. ¿Cuál? Pues por ejemplo jugar al paintball, ir a lanzar unos bolos o un scape room, algo que ahora está muy de moda.

Celebrar los éxitos

No estamos muy acostumbrados a celebrar los éxitos empresariales. Parece que se ve como algo normal. Al igual que cuando tenemos una gestión pésima, llega nuestro jefe y nos pone firmes, pues cuando hacemos algo bien hay que celebrarlo. Es muy importante hacer partícipe a toda la empresa de las buenas noticias. Por eso hay que celebrar los logros sin perder la visión de trabajo y las ganas de superarse hacia nuevos objetivos cada vez mayores. Por supuesto, lo mejor es hacerlo con buena comida y una copa de champán.

Estos son solo algunos consejos con los que puedes crear un ambiente fantástico entre tus empleados. Lo que está claro es que si tomos reman en la misma dirección, el barco llegará antes y mejor a su destino. ¿Has trabajado en empresas donde existan estas condiciones?