¡Subscribite a nuestro newsletter!

Cómo una búsqueda en Internet puede cambiar tu vida

Seguro que lo has escuchado muchas veces porque en las series y en las películas se usa mucho. “El aleteo de las alas de una mariposa se puede sentir al otro lado del mundo”. ¿Qué significa esto? Pues se trata de un proverbio chino en el origen, que posteriormente junto a las investigaciones del matemático y meteorólogo Edward Lorenz, se han convertido en una de las más cinematográficas teorías físicas: el efecto mariposa.

A lo que vamos, quiere decir que según este concepto vinculado a la teoría del caos, el aleteo de un insecto en China puede desatar una tempestad en Nueva York. Pero, ¿es posible que el aleteo de una mariposa en esta parte de la tierra pueda provocar un huracán en Estados Unidos? Como suele pasar en este tipo de teorías no hay que mirarlo de manera literal, lo que hay que hacer es pensar en algo metafórico. Esto nos da a entender que los pequeños cambios pueden conducir a consecuencias totalmente divergentes.

Y esto es algo que a los seres humanos nos está pasando a lo largo de la vida. Y os puedo poner un montón de ejemplos. Seguro que un día decidiste cambiar tu camino de vuelta a casa después de venir del trabajo. Y justo en ese momento te encuentras con el que fue el amor de tu vida en el colegio, os reconocéis, quedáis para tomar un café y a los dos años te ves casándote con ella. Todo ha cambiado por ese pequeño cambio de rutina que hiciste a la hora de volver a casa.

Más ejemplos, quizás no tan agradables. Un día decides comprarte un coche. El mejor de todos. El más rápido, el más potente. Tienes una familia asentada y un trabajo que cada día ganas más. Por eso, crees que es el momento de tenerlo. Pues bien, a los dos meses tienes un accidente y te quedas en una silla de ruedas para siempre. Pues todo ha cambiado. Ese vuelo de una mariposa lo ha trastocado todo. Un ejemplo agradable y otro menos pero que nos demuestran cómo la vida puede cambiar radicalmente con un sencillo movimiento. Ese leve aleteo de la mariposa.

Mi caso particular

Todo esto que nos he contado son casos que no me han ocurrido. Pero ahora vamos con mi experiencia personal. Porque como dice el título del artículo en mi caso, una simple búsqueda en Internet cambió mi vida por completo. Os cuento lo que me pasó para que comprobéis como la teoría del caos la podemos vivir en cualquier momento.

Yo era una persona con bastantes complejos y una autoestima muy baja. Mi problema es que cuando era pequeño, estando en el pueblo, tuve un grave accidente con una bicicleta. De esas chiquilladas que se hacen cuando tienes 6 años. Cogí una bicicleta y me despeñé por una ladera. Bastantes moratones, pero algo que me acompañaría casi toda la vida. Me destrocé la dentadura. Y esos dientes ya no vuelven a salir. Alguno tenía, otro partido, otro a la mitad. La verdad es que era una aberración. Mis padres no me pudieron pagar una operación de esas que se hacen ahora.

Así que tuve que lidiar muchos años, y los peores para una persona, los de la adolescencia. La verdad es que fue cruel ir al instituto en León con esa dentadura. El mote fue fácil para mis compañeros: el piraña. Y la verdad es que no les culpo, porque lo parecía.

Con todo esto mi vida fue dura. Hasta que estando ya en la Universidad, y con las nuevas tecnologías en marcha. Me decidí a buscar en Google unas palabras que cambiaron mi vida. “Clínica dental implantes dentales”. De repente en mi pantalla apareció un nombre que me trasmitió confianza: Mesiodens.

Una clínica dental que llegó a mi vida cuando más lo necesitaba. Ellos estudiaron mi caso y me dieron lo que yo quería. Gracias a los implantes dentales me pudieron sustituir las piezas perdidas, sustituir aquellas que esteban dañadas, que eran muchas, e incluso soportar estructuras como prótesis con todas las piezas, según la situación requerida.

La verdad es que ahí cambió mi vida. Fue un proceso duro y largo, pero que mereció la pena. Porque gracias a los nuevos implantes, volví a sonreír, y he vuelto a rehacer mi vida. Hasta el punto de que conocí a la mujer de mi vida, me casé y tuve dos hijos. Algo que estoy seguro de que si no hubiera sido por esa búsqueda en Internet no hubiera logrado. La teoría del caos me cambió la vida, en este caso para mucho mejor.

Facebook
Pinterest
LinkedIn
Twitter
Email

Tambien te puede gustar

Horas extras impagadas.

Cómo reclamar las horas extras no pagadas.

Mientras el gobierno se empeña en reducir la jornada laboral, muchos trabajadores recurren por sistema a realizar horas extra para mejorar sus condiciones salariales. A veces, algunas de estas horas

Scroll al inicio

Suscríbase a nuestro Newslette

Suscríbase hoy mismo a nuestro boletín electrónico para recibir información actualizada sobre las últimas noticias y ofertas especiales.