Los taxistas, en busca de potenciar la seguridad en sus servicios

14 febrero, 2020
Los taxistas, en busca de potenciar la seguridad en sus servicios

De toda la vida hemos considerado que hay una serie de trabajos que, por alguna razón, son de los más duros que se puede tener. En los párrafos que siguen, os vamos a hablar de uno de los servicios que podríamos considerar que es de los más sacrificados en España. Hablamos de los taxistas, un gremio que ha tenido muchos problemas en los últimos años y que se encuentra en uno de los momentos más complicados de su ya larga historia. De hecho, estamos convencidos de que habréis escuchado muchas veces algo relacionado con ellos en las noticias en los últimos años y meses.

La verdad es que su guerra con los Uber les ha llevado a copar portadas en la prensa y aperturas en los boletines informativos de radio y televisión. Ese es uno de los asuntos que más en jaque ha puesto su trabajo. Pero está claro que este es un problema que no está solo en el abanico de preocupaciones de las que tiene que estar pendiente un taxista. Las que tienen que ver con su vehículo, al menos, son cuestiones que pueden resolver por sí mismos sin esperar a que un determinado gobierno tenga que regular algo, lo cual es habitual en el sector y que aumenta la incertidumbre.

Y es que los taxistas se han caracterizado, al menos en España, por haber cuidado con el máximo mimo de sus vehículos. Han realizado cuantas inversiones fueran necesarias en poner a punto su vehículo, conscientes de que es su herramienta de trabajo y de que es con ella con la que van a poder conseguir competir con el resto de los taxistas y los Uber. Ese tipo de cuidados les ha llevado a ofrecer un servicio bastante más seguro en un momento en el que se mira con lupa todo lo que tenga que ver con ellos.

Los taxis son vehículos a los que hay que tratar muy bien en todos los sentidos. La cantidad de horas que pasan en circulación a lo largo del día hacen que necesiten cuidados de manera más asidua y ese es el motivo por el que son vehículos que suelen pasar por el taller bastantes veces. Los profesionales de Reconstruidos Mober, una entidad especializada en todo lo que tiene que ver con la reconstrucción de motores, nos han comentado que es precisamente esta zona del coche la que levanta más sustos entre los taxistas y la que más han tenido que resolver de un tiempo a esta parte.

Imaginaos lo que supondría para un taxista tener una avería importante en lo que respecta al motor de su vehículo. Es lo mismo que estar varios días sin trabajar y lo mismo que perder las ganancias de todos y cada uno de esos días. Se trata de un problema de calado para ellos y que tienen que intentar resolver de la manera más rápida, con urgencia. Por eso, los taxistas no se la juegan a la hora de apoyarse en un taller u otro. Con esa entidad necesitan tener una confianza plena y que les asegure un poquito de tranquilidad en todos los sentidos.

¿Cuántos taxis hay en España? 

En muchas de las ciudades de nuestro país hemos solido ver taxis durante toda nuestra vida. Y es que no cabe la menor duda de que, durante algún tiempo, fue un negocio muy rentable. Según una noticia que fue publicada en el portal web del diario El País, son 67.000 las licencias de taxis que existen en el interior de nuestras fronteras, una cifra que sigue en batalla contra todo lo que tiene que ver con los Uber y que se ha reducido de una manera considerable desde aquellos tiempos en los que la profesión estaba realmente valorada y en los que el negocio de los taxistas era un poco menos duro que ahora.

Tanto es así que, según otra noticia que, en este caso, vio la luz en la página web del diario ABC, el número de licencias de taxis se encuentra en un mínimo que no alcanzaba desde el año 2004, 14 años antes de que fuera publicada esta información. A nadie le cabe la menor duda de que las cosas se han puesto muy mal dentro de este sector y que van a ser muchos los sacrificios que se deban hacer para recuperar todas esas ventajas que presentaba tener un taxi hasta hace unos años.

Lo que está claro es que los taxistas ya se han puesto manos a la obra para ello. Y una de las maneras en las que vienen operando en los últimos años es en la de dotar de la máxima seguridad a su vehículo. Es algo con lo que pretenden salir adelante y que seguro que les va a dar beneficios de algún tipo. Desde luego, cuidar de su herramienta de trabajo es lo mínimo que tienen que tener previsto y con eso están cumpliendo a rajatabla.