Los proveedores y la logística han de funcionar como un reloj suizo

15 julio, 2019
Los proveedores y la logística han de funcionar como un reloj suizo

Hoy en día vivimos en un mundo en el que los proveedores y la logística son los grandes pilares fundamentales de nuestra economía y es que la práctica mayoría del comercio que existe ya está alcanzando la globalización. Una nueva forma de trabajo que ha dejado atrás a las tiendas de barrio y a las tiendas de cercanía y que ha convertido a cualquier comerciante en proveedor de un cliente que se puede encontrar en la otra punta del mundo. Esto se debe a que, hasta hace pocos años, cuando queríamos comprar algo, siempre acudíamos a las tiendas que teníamos cerca de nuestro domicilio, sin embargo, en la actualidad, la realidad es muy diferente y es que gracias al auge de internet y de las ventas online, hoy compramos lo que necesitamos en cualquier lugar del planeta y en pocas horas o días, lo tendremos en la puerta de nuestra casa. Esta nueva forma de trabajar ha propiciado que los proveedores y la logística deban de funcionar como un reloj suizo para poder avanzar y seguir progresando y es que lo contrario podríamos vivir un importante parón a nivel global.

Tal y como os hemos dejado entrever, la realidad que tenemos hoy en día sobre nosotros es que cualquier movimiento que surja en países tan lejanos como China o Estados Unidos, nos puede afectar de forma directa a los españoles y es que ya prácticamente ningún producto se hace por completo en una factoría y se distribuye desde ella, sino que ahora las empresas cuentan con cientos de proveedores en todo el mundo que llevan sus piezas a megafactorías donde se ensamblan y después de ello, una empresa logística es la que se encarga de distribuir por el planeta el producto final. Es por este motivo por el cual os decimos que cualquier huelga, cualquier reivindicación o cualquier problema que surja en una factoría a miles de kilómetros de nuestro hogar nos puede afectar de lleno.

Por suerte, esta nueva forma de entender el comercio global nos puede repercutir positivamente a los españoles y es que ya desde la antigüedad, nosotros estamos ubicados en una posición estratégica del globo y esto nos puede llegar a convertir en uno de los nodos más importantes de distribución comercial a nivel global. Hablamos de un sector, el de la distribución, que hace tan solo cinco años entregaba 125.000 paquetes al día, mientras que hoy la media está en un millón veinticinco mil paquetes diarios. Esto se traduce en que el sector ya representa el 6% del Producto Interior Bruto y da empleo a 850.000 personas. Así como también se traduce en que el 87% de las empresas planea ampliar sus espacios de almacenamiento en los próximos años. Pero hacer esto posible no es tan fácil como parece y es que muchas de las compañías ven el futuro como un reto complejo. Es por ello por lo que, para poder trabajar en grandes naves, como es el caso de las logísticas, también se necesita de la ayuda de la maquinaria más puntera. En este campo, Mitsubishi, Toyota, Tomi Maquinaria, Caterpillar, Hyster… se llevan la palma y es que ellos permiten acelerar todos los procesos dentro de los almacenes, gracias a sus carretillas elevadoras y es que este es uno de los productos que más vemos en este tipo de compañías, ya que se encargan de recoger los productos para luego clasificarlos según el pedido.

Y es que este trabajo, que cada día tiene más demanda y emplea a más personas, ha de funcionar como un reloj suizo, puesto que de lo contrario nos encontraremos con retrasos en los tiempos de entrega, así como con importantes escenas de caos, en el caso de que los pedidos se hayan tramitado mal y tengan que ser devueltos por parte de los clientes, ya sea en el caso de los proveedores, o en el de las empresas logísticas.

El suelo industrial, clave para el futuro de un país

Disponer de suelo industrial es una de las claves para que un país siga avanzando y es que, sobre todo ahora, en el momento en el que la mayoría de compañías logísticas y proveedoras están pensando en ampliar sus instalaciones, la realidad es que estas se van a ir a aquellos sitios que les den más facilidades para instalarse, ya no solo en materia de precios, sino que también en lo que a comunicaciones e infraestructuras se refiere y es que igual de importante es disponer del suelo y tener un buen precio, como lo es tener una buena salida por carretera, vía férrea, aeropuertos y mar.