La incidencia de Internet al adquirir un vehículo de segunda mano crece en todas las comunidades

8 mayo, 2019
La incidencia de Internet al adquirir un vehículo de segunda mano crece en todas las comunidades

Toda persona mayor de 18 años tiene o empieza a tener la necesidad de adquirir un vehículo. Es evidente que, una vez llegada esta edad, todos empezamos a necesita acudir al trabajo de una manera rápida, a hacer planes por nuestra cuenta y, en definitiva, a no depender de los férreos horarios que tienen los transportes públicos y su escasa disponibilidad para una determinada cantidad de lugares o municipios. Por todo esto, la palabra que más se asocia al hecho de tener un coche en propiedad es la de “libertad”.

Y en la consecución de esta libertad ha tenido mucho que ver Internet. El motivo es simple: la venta de coches por Internet es algo que ha crecido de una manera bastante importante en los últimos años, a causa de la comodidad que esto implica. Y es que tener la posibilidad de comprar un coche por Internet es algo muy bien valorado por parte de las personas que ya lo han hecho. Para todos aquellos a quienes les urge tener un coche, está claro que esta es una tremenda ventaja.

Gracias a una noticia que hemos podido ver en el portal web Diario Motor, hemos sabido que la mayoría de los coches de segunda mano que se venden tiene una antigüedad superior a los 10 años. Es algo que es evidente y que tiene toda la lógica del mundo. Y es algo que normalmente suele encontrar en el público joven a su público objetivo. Sus características son idóneas: gente joven, que sabe manejar Internet y que necesita un vehículo para empezar a hacer su vida sin la necesidad de tener que depender de terceros, que es algo que molesta y mucho a uno mismo.

La página web de Rolty informó, en un artículo, de varias de las estadísticas que componen el sector de la compraventa de vehículos en España desde 2007 a 2017. Lo que nos dicen esas estadísticas es que la compra de vehículos de segunda mano es mayor que la compra de vehículos nuevos. Por otra parte, y fijándonos en la variación, desde 2008 hasta 2013 la tendencia era negativa en lo relativo a la compra de vehículos de segunda mano, mientras que desde entonces la tendencia ha sido la contraria (en 2017, la previsión de crecimiento era de un 10% nada más y nada menos).

Si tuviéramos, en esa tabla, una estadística que nos permitiera saber qué porcentaje de esos coches de segunda mano se compran por Internet, veríamos claro que esta manera de adquirir un vehículo es algo que ya está a la orden del día y que es evidente que tiene una importancia bastante grande en el sector. Es eso lo que nos están contando varias empresas que se dedican a la venta de vehículos y que han visto en Internet una posibilidad muy interesante de hacer crecer a su negocio.

La influencia de un elemento como Internet en lo que tiene que ver con la compraventa de vehículos es cada día un poco mayor. Y especialmente grande en lo que tiene que ver con la compraventa de coches de segunda mano. Así nos lo han contado los profesionales de Esteller Import, una entidad dedicada precisamente a este tipo de labores y que, a través de todos los elementos que pone a su disposición la red, ha conseguido hacerse un hueco en un sector en el que es realmente complicado sobrevivir.

La balanza seguirá inclinándose por Internet

Hasta ahora hemos hablado del presente, pero ahora le toca el turno al futuro, un futuro que se presenta bastante positivo para todas aquellas empresas que han construido una imagen en Internet y que ya operan en este entorno incluso para comprar y vender productos. Esta es una situación que, como es lógico, no va a afectar solo a lo que comprende al sector de la automoción, sino a todos y cada uno de los sectores de actividad de España y también del mundo. Es mejor ir preparándose para afrontar este reto, que es el mayor de las últimas décadas a nivel empresarial.

No cabe la menor duda de que esto es algo cada vez más normal y que a nadie va a sorprender en apenas unos años. De hecho, pocos van a ser los que se acerquen a un concesionario, al menos de primeras, a ver un coche. El primer filtrado siempre será cosa de Internet, un medio que lo convierte todo en algo eficaz y gracias al cual tenemos la posibilidad de adquirir exactamente el tipo de producto que estamos buscando, aunque se sitúe a miles de kilómetros de distancia. Desde luego, esto es algo que todos y cada uno de nosotros tenemos que tener en cuenta a la hora de valorar lo importante que es la red.