El asfalto en frío

19 septiembre, 2016
El asfalto en frío

Para una persona de 60 años no es fácil familiarizarse con Internet, pero dicen que poder es querer. Y yo quería, así que un par de cursos y listo. Ahora me encanta buscar cosas de mi época como albañil. Y la verdad es que hay que reconocer que los tiempos han cambiado mucho. No conocía que existiera el asfalto en frío, hasta que entré en la web de aglomeradosgb.eu y pude comprobar cómo ha evolucionado este sector desde que yo lo dejé por motivos de salud.

La verdad es que desconocía que existiera en el formato en frío, porque yo de toda la vida lo he manejado pero en caliente, que se lo digan a mis manos. Aunque es cierto que en mañanas de invierno se agradece. Pues lo cierto es que me gustaría hablar de este material, porque seguro que como yo, existe mucha gente que desconoce sus funciones.

Para empezar hablar de su composición. El aglomerado asfáltico de aplicación en frío está formado por una mezcla de agregados minerales y ligante bituminoso. Este asfalto está especialmente formulado para el mantenimiento vial, es decir, para usarse en el mantenimiento de las carreteras. Y es que hay que reconocer que cada vez están peor. Serán cosas de la crisis, pero solo hay que darse una vuelta por esta zona de Aragón para comprobarlo.

Ventajas

Las principales ventajas de este aglomerado asfáltico en frío es que no necesita mezclas y es compatible con otros tipos de asfaltos y hormigón. El aglomerado no requiere imprimación por lo que no son necesarios grandes cortes en el tráfico. Y es que es lamentable como en muchas ciudades tienen que parar toda la circulación para poder hacerlo. Bien es cierto que se suele hacer en verano, pero yo siempre pienso que esa gente que además de no poderse ir de vacaciones, tiene que aguantar las obras en su calle o en la zona donde tiene que ir a trabajar. Doble martirio.

Estuve leyendo en la web cuáles son sus características, y la verdad es que es muy interesante. Por ejemplo, la aplicación se hace sobre la zona a pavimentar sin necesidad de imprimación ni antes ni después de su aplicación. Es compatible con otros tipos de asfaltos y hormigón y lo más llamativo es que no necesita mezclas. Gracias a la elasticidad del aglomerado, aunque la superficie esté totalmente fraguada y tenga la resistencia necesaria para soportar el tráfico rodado, en su interior mantiene una flexibilidad que evita que se cuartee o se resquebraje con el paso del tiempo. Por último, el aglomerado es drenable, de forma que se evita la formación de charcos sobre la zona pavimentada, disminuyéndole riesgo para el tráfico en presencias de lluvias.

Sin olor

Todavía recuerdo cuando usábamos el aglomerado de mi época. Llegaba con un olor tremendo a casa que no se me salía en un par de días. Ahora por suerte al ser un producto de aplicación en frío, es mucho más limpio y menos engorroso de aplicar, evitando olores molestos así como en la limpieza en el uso por los operarios. Mi mujer estaría tan feliz si yo siguiera trabajando y tuviera ahora este material. Y la verdad es que me vendría muy bien, porque he visto que se puede instalar en los accesos para coches en garajes.

Así pues, ya conoces un poco más de este aglomerado, que como te dije lo conocí gracias a una búsqueda por internet.