Perfumería, pura pasión

20 enero, 2017
Perfumería, pura pasión

Si hay un sector de negocio que tiene futuro en nuestro país, ese es el de la perfumería. Las españolas y los españoles nos caracterizamos en la actualidad por un deseo muy poderoso de oler bien, destacar por nuestro aroma y hacer de él una firma propia y una forma de hacer ostensible nuestra presencia en un lugar.

Sin embargo, en ocasiones la clientela percibe que la oferta no es tan variada como le gustaría. Cada vez en mayor medida, en las tiendas se expone las fragancias que tres o cuatro grandes creadores han lanzado a la venta y poco más. Y no hay que limitarse tanto. Si algo es bueno en el sector de la perfumería es que cada persona es un mundo y le gustarán aromas diferentes.

Siempre he estado muy interesado en la perfumería. Desde pequeño he sentido una curiosidad por este mundo y, viendo que la carrera que había estudiado en la universidad no me estaba sirviendo de mucho a la hora de conseguir un trabajo, me empecé a plantear la posibilidad de dedicarme a ella. Creía que tenía los conocimientos necesarios adquiridos y que, por tanto, tendría éxito en el negocio. Pero como no todo podía ser perfecto, lo que me faltaba era el dinero para montar mi propia tienda de perfumes.

Empecé a estudiar de qué manera podría hacerme un hueco en un mercado como este. Sabía que tenía que encontrar algo que no supusiera el tener que poner una cantidad de dinero muy grande sobre la mesa en primera instancia, así que no tuve demasiado éxito en mi búsqueda. Y es que la alternativa que terminó resultando adecuada para mi caso me iba a llegar de boca de Noelia, una amiga con la que siempre había compartido la pasión por la buena perfumería.

Noelia me habló de www.perfumhada.es , la página web de una franquicia dedicada a la venta de perfumes y que también permitía la posibilidad de crear uno propio, personal. La idea me atrajo desde un primer momento, pero como tenía curiosidad, pedí una cita con los gerentes de la entidad para que me explicaran con pelos y señales el proyecto, sus objetivos y su modo de creación y distribución de perfumes. Quedé tan asombrado con la explicación que no dude ni un solo segundo en pertenecer a esta gran familia y abrir mi propio negocio.

¿Los motivos? La buena calidad y el bajo precio de los productos que ofertaban por un lado y el bajo coste que implicaba para mí meterme en ese negocio por el otro. La posibilidad de que se pudiese crear un perfume propio también me atraía, y estaba convencido de que era una idea que iba a atraer a muchas de mis potenciales clientas. La decisión estaba tomada. Por fin iba a trabajar en algo que a mí realmente me apasionaba.

Un acierto absoluto

Ya han pasado algunos meses desde la apertura de la nueva tienda y los resultados están siendo increíbles. A la gente le apasiona el tipo de perfumes que vendo y que son suministrados por PerfumHada. El bajo precio que para nosotros supone su adquisición o creación es clave para que a las clientas no se les vaya de precio su compra y para que aún así nosotros consigamos un margen de beneficios aceptable. Todos ganamos y nos mantenemos felices.  Además, disponemos de un servicio de venta online que también nos reporta muchas alegrías.

Y es que trabajar y relacionarse con personas que demuestran verdadera vocación por un arte como éste es un grandísimo acierto. Desde el principio me han dejado trabajar a mí gusto, y por eso he podido crear un perfume de coco y de cereza que ha sido una auténtica revolución entre mis clientas y que está consiguiendo una buena cifra de ventas hasta el momento. La clave es simplemente conseguir formar parte del mejor equipo.