Consejos prácticos para preparar una oposición

23 septiembre, 2019
Consejos prácticos para preparar una oposición

En el Boletín Oficial del Estado núm. 144 de 17 de Junio de 2019, se publica la Resolución de 14 de junio de 2019, de la Secretaría de Estado de Función Pública, por la que se convocan procesos selectivos para ingreso o acceso a Cuerpos de la Administración General del Estado. Si tú eres una de esas personas que le atrae la idea de preparar las oposiciones y que, tras mucho pensarlo, sopesar sus ventajas e inconvenientes, al final te has decidido a prepararlas, debes saber que no es ninguna broma y deberás ser consciente que tendrás que dedicarle muchas horas de tu tiempo a estudiar y preparar el temario correspondiente.

Muchos de los opositores desisten o se quedan en el intento tras comprobar que no es una tarea fácil, pero si lo que quieres es realmente trabajar en la administración, nuestra recomendación es que te pongas en manos de Oposiciones AGE, donde podrás matricularte y realizar los cursos online para oposiciones, descargar los esquemas, supuestos y temarios disponibles e incluso se puede acceder a la formación que se imparte en directo a través de la sala de videoconferencias de la plataforma, con la ventaja de que todas las clases son grabadas y podrás verlas a tu ritmo cuando desees y las veces que desees.

Dado que ya tenemos muy claro que vamos a pasar muchas horas delante de un temario, lo mejor es prepararnos, para ello debemos escoger un lugar adecuado que nos facilite la concentración y tenga a mano todo el material que se va a necesitar, ordenador, temario, bolígrafos, rotuladores fluorescentes, folios, etc., que sea silencioso y que tenga una buena temperatura. Establece un calendario o planning de estudio, una rutina de trabajo con sus descansos.

Una vez que tengas definida esta parte de preparación el siguiente paso es establecer unas normas o trucos que nos ayuden a retener la máxima información posible y memorizarla, para ello debemos

  • Una primera lectura del tema, intentando tener una visión general, sin detenerse en detalles.
  • Releer el texto de forma pausada para poder fijar ideas, los términos importantes, los vocablos nuevos, fechas, citas…
  • Tras una lectura detenida, repite en alto para ti mismo la información que has retenido, esto ayudará a saber si has comprendido el tema.
  • Es una de las técnicas más fáciles, útiles y prácticas para facilitar el repaso. Siempre intentaremos diferenciar las ideas principales del texto de las ideas secundarias, para ello podemos utilizar dos técnicas de subrayado según la importancia del texto, pueden ser distintos colores, distintos trazos… También se pueden poner flechas, símbolos, notas al pie, notas al margen…, para relacionar unos temas con otros. Uno de los errores más frecuentes es subrayar en exceso dado que esto nos obligaría a leer de nuevo casi todo el texto y no diferenciaríamos las ideas principales de las secundarias.
  • Realizar un resumen. Hacer una síntesis con las ideas principales nos ayudará a distinguir los conceptos del tema, las partes que tiene.
  • Esquematizar cada uno de los temas. La realización de un esquema es la expresión gráfica del subrayado y del resumen del texto, jerarquizando las ideas de una manera breve, muy concisa y de forma muy visual, de tal forma que la memoria fotográfica, que es muy importante, nos permita recordar una imagen con detalles muy precisos y exactos de una manera ágil y ocular, además de ayudarnos a repasar y comprender mejor el tema y realizar una conexión entre los distintos conceptos.
  • Realizar prácticas con los supuestos. Esto nos ayudará a evaluar los conocimientos adquiridos, a la vez que se realizan prácticas para el examen verdadero.

¿Qué tipos de empleados existen dentro de la Administración Pública?

Dentro de la Administración Pública, existen distintos tipos de empleados:

  • Funcionarios de carrera. Para pertenecer a este cuerpo se debe superar un proceso selectivo de oposición. Su relación con la administración se rige por el derecho administrativo y por el Estatuto Básico del Empleado Público. Según la titulación exigida para su ingreso, pueden pertenecer al Grupo A, dividido en los subgrupos A1 y A2, para este grupo se necesita estar en posesión del título universitario de Grado. Grupo B, para acceder se necesitar poseer el título de técnico superior y Grupo C, divido en los subgrupos C1 y C2, para el primero se necesita el título de Bachiller o técnico y para el C2 el de graduado en Educación Secundaria Obligatoria.
  • Funcionarios interinos. Son personas que ocupan de forma transitoria una plaza reservada a un funcionario de carrera.
  • Personal Laboral. Son empleados que mantienen un contrato de tipo laboral con la Administración, pudiendo ser fijo, indefinido o temporal.
  • Personal Eventual. Como su propio nombre indica son puestos eventuales, su personal ocupa puestos de confianza o asesoramiento no reservado a funcionarios