¿Cómo elegir una buena furgoneta?

7 abril, 2020
¿Cómo elegir una buena furgoneta?

Elegir una furgoneta para utilizarla comercialmente es algo que es de gran utilidad si queremos que nuestro negocio crezca en la mejor de las condiciones y no tenga que depender de las clásicas averías.

En esta ocasión queremos compartir contigo las claves más importantes que te van a permitir elegir el vehículo comercial que mejor pueda adaptarse a las circunstancias de tu propia empresa o actividad profesional.

Capacidad para la carga

Si el uso de la furgoneta es el transporte de mercancías, la capacidad de carga es la primera especificación técnica a la que se debe prestar la debida atención.

En el caso de que no quieras limitarte al volumen de carga, lo más importante es asegurarse de conocer otra clase de aspectos importantes como son:

Dimensiones del maletero

Aquí es importante la anchura, altura y profundidad que tiene el maletero, el cual puede influir de manera decisiva en la carga que se transporta, en especial cuando hablamos de objetos y bultos de importante tamaño.

Capacidad útil

Aquí se debe mirar la especificación técnica que tiene la capacidad del maletero, donde no debería venir incluido el doble fondo que no valga como superficie disponible para utilizarse.

Embocadura del maletero

Es otro factor que puede determinar de forma importante el tamaño máximo de los objetos que queramos transportar.

Capacidad para transportar personas

Si se tiene como objetivo el transporte de pasajeros, podemos analizar una serie de variables diferentes.

¿Cuáles son las claves?

Equipamiento y confort

Todo va a depender de la longitud de los trayectos que se realicen y del confort que se quiera dar a los pasajeros, donde el equipamiento que tenga la furgoneta va a ser un factor importante.

Facilidad de aparcamiento

En el caso de que en la actividad profesional los empleados o tú, tengáis que hacer desplazamientos con frecuencia por zona urbana, el usar un modelo de furgoneta de gran tamaño, puede acabar siendo toda una incomodidad.

Siempre es recomendable poder renunciar a cierta capacidad en cuanto al transporte para dar garantías de operatividad en las zonas urbanas.

Nivel de consumo

Debemos hacer una estimación de la cantidad de kilómetros en total que se deben hacer todos los años con las furgonetas del negocio en cuestión.

El consumo de combustible es un coste variable donde la elección de un motor con gran eficiencia puede ser el que marque unas importantes diferencias.

En este sentido, también conviene prestar la debida atención a los motorizaciones que son disponibles y elegir la que pueda adaptarse mejor al terreno que suele haber en la zona geográfica de la actividad y de las distancias que se recorran generalmente.

Fiabilidad

Las furgonetas que se usan para las operaciones comerciales suelen ser de las que peor se tratan en el mundo del automóvil, siendo los que mayor número de averías sufren, así como desajustes en el chasis y en las suspensiones, por no hablar de los motores.

Son unos vehículos que al final se ven sometidos a muchas sobrecargas y a faltas de cuidado sobre su mecánica.

¿Qué es lo más recomendable?

Adquirir una furgoneta al final es una inversión, que puede ser incluso mayor si se tienen que comprarse más furgonetas. Está claro que la mayoría de los negocios no se pueden permitir poder estar comprando cada dos por tres vehículos, por lo que hay que elegir bien en la compra, donde no está nada mal mirar los exámenes que muchas revistas y usuarios hacen en cuanto a la fiabilidad de marcas y modelos.

Una de las alternativas para los autónomos o empresas que no pueden hacer tan grandes inversiones es ir al mercado de ocasión, también llamado de segunda mano, para comprar la furgoneta. Todo ello lo que puede hacer es que aumenten más los riesgos de tener una avería, especialmente si se hace entre particulares.

Según nos confirman autos Virgen de Belén, que se dedican a este sector desde hace muchos años, lo importante que buscan los usuarios cuando acuden a su concesionario es adquirir vehículos con motores capaces y que tengan la menos cantidad de kilómetros posibles, que si se le suma la garantía que tienen los vehículos, puede hacer que el comprador se ahorre un buen dinero, con la tranquilidad de que si algo falla va a ser el concesionario el que se hará cargo de lo que le ocurra al vehículo mientras esté en garantía.

Todo esto hace que a la hora de valorar la adquisición de una o varias furgonetas, el comprarlas en un concesionario puede ser también una inmejorable opción para el negocio.