Cliente, branding y sostenibilidad; el marketing 3.0

24 octubre, 2015

El marketing, ese pequeño desconocido que cada vez se abre más paso entre las actividades empresariales del día a día. Las generaciones cambian y se adaptan a los nuevos tiempos. Y ese relevo generacional, que llega también a las empresas, supone modificaciones en las formas de hacer, de distribuir y de vender. El marketing estratégico ha adquirido (y sigue haciéndolo) relevancia año tras año en los últimos tiempos. Con los últimos avances en todo lo relacionado con el mercado 3.0 (que tiene que ver sobre todo con los medios digitales, el social media Brand y todo tipo de técnicas relacionadas con esta modalidad de negocio instaurada en los últimos años), las agencias de marketing han tenido que saber adaptarse a un nuevo tipo de mercado laboral y profesional en el que se valoran, además de todo lo que se valoraba con anterioridad, la creatividad, tratar los temas de los que se encargan desde un punto de vista experimentado, casi experto se podría decir, y la diligencia para con el cliente, que se ve reflejada en el aumento de las gestiones que conversan con su cliente y que no se limitan a ofrecer un resultado final, sino a interactuar y construir el proyecto juntos desde la base. Esto propicia que las perspectivas de coste, tiempo, entregas y, sobre todo, la calidad del modelo final sean adecuadas a las necesidades y el gusto de los que encargan el proyecto.

De esta forma, los especialistas en branding y marcas trabajan de una forma distinta a como se hacía en los periodos previos a la irrupción de este nuevo mundo que conocemos con la etiqueta 3.0. Lo que prima ahora es la atención primaria hacia el cliente. Siempre es lo más importante, evidentemente, pero conviene no olvidarlo nunca. Lejos quedan ya esas agencias de los años 50 o 60 (estilo Mad Men, en las que un Don Draper marcaba la pauta y olvidaba al cliente hasta el briefing en el que se presentaba la campaña final). Como los tiempos han cambiado, los modos de hacer también. Las agencias de marketing de hoy en día han de ser, además, una especie de consultoras. El marketing no deja de ser una filosofía de negocio. Sin embargo, pese a que esa perspectiva siempre tiene que permanecer ahí, no conviene olvidar que el fin de todo es la satisfacción del cliente, que es quien encarga y solicita los servicios de la misma.

Otro de los pilares básicos de lo que podríamos denominar como “nuevo marketing” es el branding. El término anglosajón hace referencia a algo tan aparentemente sencillo como la identidad de marca. Es decir, el branding tiene como objetivo final el fortalecer la imagen corporativa de la marca para la que se realiza. ¿Y cómo se puede lograr este objetivo? Generalmente, las técnicas se basan y fundamentan en el poder creativo que albergan el diseño y en la gestión de las propias marcas para la mejora de la reputación positiva y su posición dentro de los denominados grupos de interés.

La empresa Dicendi Branding, entidad pionera en lo que se podría empezar a conocer como el marketing relacional o marketing 3.0, añade a esos dos pilares, el branding y el trato y primacía del cliente, otro aspecto que en la sociedad actual cada vez cobra más importancia a nivel de responsabilidad social corporativa: la sostenibilidad. Estamos en una época en la que a una empresa no le vale solo con hacer las cosas bien y ser la mejor en términos económicos; ahora también cuenta lo social. Si al desarrollar tus proyectos pones de manifiesto algún tipo de injerencia nociva sobre el medio ambiente, los derechos humanos o cualquier otro principio básico, de nada valdrá que tu actividad económica sea sobresaliente: tu imagen irá asociada a este hecho siempre. Sin embargo, desarrollar los proyectos de una forma comprometida y responsable, atendiendo a la sostenibilidad de las sociedades democráticas e hiperconcienciadas de la actualidad, puede revertir un crecimiento hiperbólico de la imagen corporativa de la empresa.

Como vemos, el marketing atiende ahora mucho más allá de la propia marca. Nada tiene que ver con el 2.0, ya historia, ahora las tres patas del 3.0 son los valores en alza del sector.

Deja un comentario