Cuerdas Valero, una solución

2 noviembre, 2016
Cuerdas Valero, una solución

Soy el director de un instituto privado en Alicante y desde hacía años el colegio necesitaba una reforma urgente. Al final los años no pasan en balde y las más de cuatro décadas del edificio se notaban bastante. Era una inversión grande, pero lo bueno es que gracias al ahorro de la anterior directiva más lo que hemos estado ahorrando en mis 7 años de mandato podíamos afrontar la obra.

Una apuesta por la calidad

Algo que nos daba problemas era el tema de las ventanas nuevas y persianas. En el caso particular de las ventanas, buscábamos de buena calidad y que aislaran bien los ruidos, pues la cara externa del edificio tiene una calle transitada que está muy cerca y los ruidos de los coches o de la gente que pasa se oían bastante.

El otro tema era el de las persianas que estaban muy deterioradas por el paso del tiempo. Imaginaros la cantidad de veces que se pueden haber usado y el modo en el que se usan. Con frecuencia además ya podéis imaginar que los adolescentes en esas edades no es que todos sean un modelo de trato de las instalaciones, algunos incluso les encantaba jugar a subir y bajarlas repentinamente.

El caso es que teníamos que afrontar esta renovación y para ello nos tocó mirar en la guía, donde no vimos gran cosa. No suelo ser muy amante de Internet, pero esta vez iba a ser muy necesario. En vez de salirme de Alicante, me salió “Cuerdas Valero” de la no muy lejana Albacete.

Esta empresa se dedica a suministrar cordelería en cualquier lugar de nuestro país, elaborando envasando y etiquetando todos los productos. Era increíble la variedad de cuerdas que tenían:

Cuerdas de fibra sintética: poliéster, cintas de persiana, elásticas, sedal, rafia, polietileno y nylon.

Cuerdas de fibras naturales: Cáñamo, algodón, sisal y esparto.

Ante tal oferta, lo que hice fue llamarles, me sorprendieron gratamente, pues habían enviado varias cintas de persiana a otros colegios de Albacete y nos comentaron que no tendrían problema para ayudarnos, tanto en esto como en un contacto de persianas que ellos conocían.

Al final, como no, optamos por confiar en ellos por su exquisito trato y por el trabajo que me ahorraban a la hora de buscar nuevas persianas. Ahora estamos con otro punto bastante caro como es la modernización de las instalaciones deportivas, pero podemos decir que las persianas y las cuerdas que nos mandaron e instalaron están haciendo su servicio desde hará 3 meses y funcionan genial.

Se acabaron los ruidos o el tener que soportar como cada dos por tres se bloqueaban las persianas. Esto quieras que no causaba malestar, tanto al profesor como a los alumnos, pues se paraban las clases o algunos alumnos o incluso el profesor tenían que moverse de su sitio con frecuencia para que no les diera el sol.

Así que ya sabéis, si tenéis algún problema con cuerdas, esta empresa hace un trabajo genial y además son muy serios con los plazos, algo que se agradece sin duda alguna.