La pedagogía es una de las materias más olvidadas

20 mayo, 2019
La pedagogía es una de las materias más olvidadas

Con mayo ya encima muchos estudiantes de último curso de bachillerato se ven en la tesitura de decidir que carrera van a estudiar, aunque a día de hoy muchos estudiantes deciden estudiar módulos debido a su eminente carácter práctico. Recientemente, buscando sobre libros para entender el proceso de aprendizaje me encontré con una editorial que ofrecía una gran cantidad de recursos de alto valor, me refiero a Ediciones Aljibe, una editorial con veinticinco años de experiencia referente en publicaciones de temática educativa, entre las que se encuentra la pedagogía.

Gracias a Ediciones Aljibe descubrí este área del conocimiento, la pedagogía, un área del conocimiento muy interesante para todas aquellas personas que necesitan realizar cursos o tienen que dar clases. Este es el área de estudio sobre la que vamos a centrar este artículo, ya que su contenido es desconocido por muchos profesionales, y sus aplicaciones son muy variadas.

De hecho, la pedagogía se utiliza mucho en las empresas para generar motivación y algunas empresas buscan este perfil específico en las plantillas de trabajo, y suele ser uno de los grandes jugadores en los equipos de trabajo. Todo esto lo descubrí leyendo un libro, y gracias al mismo descubrí que el aprendizaje es un proceso mucho más complejo en el que no nos imaginamos la cantidad de factores que influyen en el mismo.  A continuación vamos a ver con detalle cuestiones como, qué es la pedagogía, dónde se puede estudiar y las diferentes materias que se estudian en esta rama del conocimiento.

En qué consiste la pedagogía

Antes de empezar a describir la pedagogía como forma de resolver disputas y mejorar la enseñanza, debemos de centrar sobre qué tipo de ciencia estamos trabajando. Como ciencia es una rama del saber humano que estudia una determinada materia en base a la observación y la experimentación, la explicación de sus principios y causas y la formulación y verificación de hipótesis. Además, se caracteriza por utilizar un método adecuado para el objeto del estudio. En el caso de la pedagogía, el foco del estudio se centra en el estudio de la educación y en el diseño de estrategias que ayuden a mejorarla.

La educación como tal debe entenderse como una red colaborativa que va más allá de los sujetos activos de la educación (profesores y estudiantes) y los centros educativos. Se entiende que más allá de estos es muy importante el entorno en el que se desarrolla la educación, así como el entorno familiar y social en el que están implicados psicólogos y trabajadores sociales.

La pedagogía es un área de estudio que se estudia en la universidad, siendo para ello imprescindible el bachillerato en España y la selectividad. Y hay que destacar que esta carrera tiene un fuerte componente filosófico con el cual se pretende indagar sobre los modelos y factores educativos que son esenciales para un desarrollo adecuado de la sociedad. Además, tiene un componente científico-técnico, tal y como comentamos anteriormente, a la hora de investigar y planificar métodos y teorías de intervención.

En esta carrera universitaria, como en la mayoría de carreras sociales se convierten muchos conceptos de otras áreas del conocimiento, y se interrelaciona el mismo con otras áreas como la sociología, la antropología, psicología… Entre las materias troncales de dicha carrera destaca la historia de la educación, la psicología o la historia del pensamiento pedagógico. Respecto a la materia se estudian conceptos específicos.

Pero queremos dejar claro que, en ningún momento los pedagogos hacen el trabajo de un psicólogo. Es cierto que el aprendizaje y las facultades mentales relacionadas con el mismo pueden ser un campo donde enfocar la psicología, pero el pedagogo no puede realizar funciones de psicólogo. Y de igual manera un pedagogo no es un profesor, y su actividad tampoco tiene porqué desarrollarse en las aulas, pues su función va más allá de la enseñanza.

En conclusión, el objetivo de un pedagogo es entender cómo se produce el aprendizaje, y en este sentido puede desarrollar sus funciones bien en las aulas y fuera de ellas, como por ejemplo en las empresas. Muchos pedagogos trabajan en las empresas para motivar y mejorar los procesos de integración y aprendizaje de los trabajadores.