Internet, el mejor profesor de cocina

14 junio, 2019
Internet, el mejor profesor de cocina

Cuando me jubilé nunca pensé que acabaría siendo un manitas de la cocina. Toda la vida viendo cómo era mi mujer la que cocinaba o en las reuniones de amigos, eran ellos los que se ponían en la barbacoa, cuando llegué a los 65 años y me jubilé, todo cambió. Ahora bien, no he necesitado ningún profesor. Mi mejor herramienta se ha convertido Internet. En concreto los vídeos de tutoriales que tanto cocineros famosos, como anónimos, suben a la red.

Os sorprenderíais de la cantidad de talento que tiene la gente que sube vídeos a Internet. Son gente que sabe trasmitir su amor y pasión por la cocina y lo hacen con una delicadeza y cariño que logra enganchar a todos los que lo vemos. Así es como yo he conseguido ser el cocinillas ahora de mi casa. Mi mujer está encantada. La comida de lunes a viernes es tradicional, la de los fines de semana nos damos el capricho con algo más original.

Además, gracias a estos videos he aprendido a saber valorar la comida. Intento comer de una manera sana, porque he podido comprobar que hay muchas empresas que nos intentan dar cualquier cosa. Por eso, aprendiendo a cocinar también uno aprende a saber distinguir entre la comida de calidad y la que no lo es.

Y para muestra un botón. Vamos a comenzar con una excelente empanada con pimientos asados que es uno de mis platos estrella. De esos que cuando hay una celebración siempre me mandan llevar una. De momento todo el mundo me ha felicitado, así que seguís los pasos, también podéis hacerlo vosotros.

Receta de empanada de pimientos asados

Hablamos de una empanada para 6-8 personas. Y que tiene una preparación de 45 minutos. Es ideal para los que están dando sus primeros pasos en esto de la cocina, ya que su grado de dificultad es fácil.

Ingredientes:

  • 2 láminas para empanada
  • 1 bote de relleno de empanada
  • 150g de pimientos del piquillo en tiras
  • 1 huevo

Las láminas se pueden comprar en cualquier sitio, en el caso del bote de relleno recomiendo la que hacen en Hida, pues está elaborado a partir de los mejores tomates recogidos en su punto óptimo de maduración, con la cantidad justa de aceite de oliva virgen extra y las mejores materias primas frescas del mercado.

El proceso

Lo primero que tienes que hacer es extender una de las dos láminas para empanada y, si fuese necesario, ayúdate de un rodillo de amasar para dejarla bien plana. No tengas miedo en apretar, que la lámina no se rompe.

Posteriormente añade el relleno de empanada y extiéndelo muy bien y de forma uniforme por toda la lámina, que no quede ningún hueco para que los comensales luego no se enfaden cuando muerdan un pedazo. Después, ve repartiendo por encima los pimientos del piquillo bien escurridos. No es bueno echar el agua porque eso provoca que se puedan deshacer.

El siguiente paso es colocar la otra lámina de empanada encima y cerrar muy bien los bordes. Puedes sellarlos con la ayuda de un tenedor o con los dedos. Pincha toda la empanada con un tenedor para evitar que la masa se hinche y se rompa al cocinarla. Un truco muy bueno que también puedes poner en marcha con las empanadillas.

Acaba pintando la empanada con un huevo batido porque eso le da un color muy bonito,  para el final, hornéala a 185 grados durante 35 minutos. Y ya está, así vas a tener la mejor empanada del mundo.

Esta es sola una de las recetas que hago desde que conocí los tutoriales de cocina que hay en Youtube. Muchos amigos me animan a que yo también abra un canal en esta plataforma y vaya contando mis recetas. De momento he dicho que no porque no me veo preparado, pero quién sabe si en un futuro lo podré hacer. Nunca me veía en una cocina y ahora estoy hecho todo un estrella Michelín. Aunque en este caso no todo es oro lo que reluce entre este gremio.

Como todo en la vida, hasta que no somos capaces de probarnos, no sabemos si estamos preparados para algo. En mi caso animo a todo el mundo a que se anima a cocinar.