Fabricar pan debe ser un servicio de calidad

16 enero, 2019
Fabricar pan debe ser un servicio de calidad

La historia muchas veces nos ayuda a comprender el pasado o hasta nuestro presente. Algunos hallazgos son fundamentales en este sentido. Por ejemplo los restos en estado carbonizado encontrados en unos hogares antiguos situados al noroeste de Jordania y que tienen del orden de 14000 años de antigüedad, siendo una evidencia de las de mayor antigüedad a la hora de hacer pan en el planeta.

Se sabe cómo eran los ingredientes, con cereales como el trigo, la cebada o la avena, siendo todos silvestres, así como otros tubérculos de una planta de la familia del papiro o la chufa. Ellos lo que hacían era moler los ingredientes suponemos de que forma separada y que procedían a mezclarlos con agua u otra clase de líquido para conseguir una masa. Eso sí, se desconoce si la misma esperaba a ser fermentada o no, pero en cuanto se obtenía, procedía a cocinarse.

El proceso en el que se hace el pan desde aquellos tiempos ha ido cambiando bastante con el paso del tiempo, algo que podemos comprobar en las máquinas, caso de los hornos, haciéndose un pan que está enfocado a los profesionales que buscan la venta de pan precocido, bollería que se encuentra en estado congelado o otros tipos pre-cocinados a un coste bajo. La ubicación natural por lo general está en tiendas pequeñas que buscan ofrecer esta clase de especialidades calientes a lo largo del día.

Actualmente podemos ver como son usadas cortadoras de Pan Semi Industriales para Panaderías y que se reconocen por su sistema de corte consistente en la inclinación de sierras con forma de x para poder lograr un corte limpio que sea rápido y sin ruidos. El caso es que la línea divisora puede obtener piezas redondas o cuadradas con idéntico peso, pero sin esfuerzos.

Como imaginarás, existen multitud de empresas especializadas en algo tan demandado como las máquinas para hacer pan.  La maquinaria MyM fue la que eligió mi hermano en su negocio, pues cuentan con un asesoramiento personalizado que en el caso de él le sirvió para conocer más sobre el negocio que acababa de comenzar. Le convenció que además de fabricarlas las diseñaban, lo que siempre es una garantía.

A final los negocios cada vez buscan más que los proveedores de maquinaria sean capaces de asesorarles en todas las dudas que puedan tener, lo que hace que cuenten con unas máquinas que realmente respondan a sus necesidades en todo momento.

¿Y el pan artesano?

Si en tu caso lo que buscas es hacer tu pan en casa, estamos ante una opción bastante interesante, aunque claro está, la paciencia necesaria para llevarlo a cabo es mayor.

Voy a contarte un poco cómo se hace:

  • Pones en un cuenco grande la harina y procedes a frotar la levadura ayudándote de los dedos
  • Se echa el resto de ingredientes y vas mezclando con la mano o con el extremo redondeado que tenga la raqueta de plástico en caso de que la tengas por esacio de tres minutos, en caso de que la masa comience a irse formando.
  • Sacas a masa y la pones en el lugar donde trabajes. En caso de que la masa esté bien, no vas a tener que enharinar demasiado el lugar donde trabajes. Si logras que la masa sea blanda, pero no demasiado pegajosa, el pan va a ser más esponjoso.
  • Deslizas los dedos debajo de la masa, con tus pulgares por encima
  • Levantas la masa y la dejas caer
  • Estiras la masa
  • La levantas sobre sí misma formando un arco cara a que se pueda atrapar el aire
  • Hay que repetir el proceso por unos minutos hasta que la superficie tenga firmeza pero se maneje óptimamente
  • Una vez aquí se forma una bola
  • Se deja reposar la bola en un bol de aceite por una hora más o menos cerrada con papel film transparente
  • Precalientas el horno a una temperatura de 250 grados

El pan te va a quedar sabroso, pero como puedes imaginar, vas a gastar mucho más tiempo y dinero que si lo comprases en una tienda de calidad. Si quieres tener un negocio y que sea rentable, lo normal en el tiempo que vivimos es que cuentes con una buena máquina de calidad.