Consejos prácticos a la hora de abrir un negocio de hostelería

16 julio, 2019
Consejos prácticos a la hora de abrir un negocio de hostelería

Cuando nos disponemos a abrir un nuevo negocio debemos de tener claro a lo que nos enfrentamos y es que en ningún caso se trata de un camino fácil. En la inmensa mayoría de las ocasiones son las propias administraciones las que nos ponen trabas y dilatan el proceso, de tal forma que cada vez nos cuesta más tiempo, dinero y esfuerzo poder emprender. Sin embargo, no solo los trámites previos son complejos, también a la hora de levantar la persiana nos encontramos con la dura realidad y es que nacemos de cero, por lo que debemos de ir labrándonos nuestra cartera de clientes habituales y, por supuesto, la primera vez que estos entran, han de salir encantados, ya que, de lo contrario, los habremos perdido. Es por ello por lo que os decimos que antes de dar el paso os lo penséis seriamente unas cuantas veces, ya que sino, luego llegan las sorpresas. Aún así, para todos aquellos que habéis decidido dar el paso al frente, a lo largo de las próximas líneas os daremos algunos de los mejores consejos prácticos que podéis seguir a la hora de emprender vuestro propio negocio de hostelería.

A la hora de emprender un nuevo negocio debemos de tener claro que lo más habitual es que necesitemos, sobre todo al comienzo, asesoramiento por parte de gente experta en la materia y es que, de lo contrario, lo único que nos encontraremos serán trabas administrativas y problemas a la hora de negociar con los proveedores. Y es que, sobre todo en este segundo aspecto, cuando ya tenemos algo de rodaje, nuestra capacidad negociadora tiene credibilidad, sin embargo, cuando empezamos, las dudas acerca de nuestro funcionamiento jugarán en nuestra contra, por lo que debemos de ir pagando siempre al día a nuestros proveedores para que estos confíen en nosotros.

El mobiliario

Otro de los consejos que os podemos dar tiene que ver con el mobiliario del local y es que esta es una parte fundamental. Ha de ser atractivo para que invite a los clientes a entrar y también ha de ser cómodo, no solo para ellos, sino que también para que nosotros podamos trabajarlo bien. Además, en este punto entra en juego la lucha entre comodidad y rentabilidad y es que de poco nos vale tener un mobiliario muy cómodo si este es demasiado caro o rompe rápido. Para ello, nuestra recomendación es que acudáis a la ayuda de sillas J Valls y es que ellos son expertos en mobiliario para hostelería, por lo que su experiencia os puede ayudar a la hora de optar por una u otra elección, siempre siguiendo con la idea de temática y decoración que tengáis en mente.

A mayores, otro de los aspectos clave, y volvemos al inicio, lo tenemos en la legislación y es que antes de comenzar las reformas y de ver lo que realmente tenemos en mente, debemos de conocer a la perfección cual es la ordenanza municipal al respecto y es que solo de esta forma nos evitaremos problemas futuros. Ya no solo en materia de licencias o de permisos, sino que en hechos tan funcionales como poder o no instalar una terraza en las épocas de más calor. Esto que os comentamos no lo podéis dejar pasar por alto, porque es una realidad del día a día de un hostelero y es que solo en la ciudad de Ourense, el consistorio abrió 28 expedientes en tres meses a terrazas que se encontraban fuera de la normativa vigente. Además, solo en el mes de junio, el ayuntamiento revocó ocho autorizaciones por incumplimientos, de ahí que os digamos que este es un tema que os debéis de tomar muy en serio y es que no solo os podréis encontrar con que os desmonten la terraza, sino que también es muy probable, en función de cada ayuntamiento, que os enfrentéis a una sanción económica o que, incluso y dependiendo de la gravedad, os puedan retirar la licencia de apertura.

Otro de los temas que debemos de tener en cuenta es la nueva obligación que existe de tener que fichar en todas las empresas. Esto es algo que ya se llevaba a cabo en las más grandes pero que, en la actualidad, también se pone obligatoriamente en práctica en las de menor tamaño. Así, en este aspecto, debemos de tener especial cuidado con los contratos que hacemos a nuestros empleados y es que, en la hostelería, a menudo, se hacen más horas de las pactadas, por lo que debemos de estar muy pendientes de este tema para no incurrir en sanciones.