¡Subscribite a nuestro newsletter!

Aspectos a tomar en cuenta para diseñar una cava a medida en casa

Las cavas para almacenar vino en casa nos permiten tener la colección de botellas que tanto queremos para compartir en las cenas y eventos con familia y amigos y cumplir nuestro sueño de ser un sommelier y llevar a cavo tus propias catas en la comodidad del hogar.

Por supuesto, para que esa colección se conserve como debe y los vinos exquisitos que seleccionarás mantengan  su sabor y aroma al punto, la cava debe cumplir con todas las medidas de acondicionamiento que se necesita, además de que debe estar adaptada a tu tipo de colección , la cantidad y sobre todo al espacio en casa que tenga destinos para ella, ya sea, un salón completo, o un pequeño espacio bajo las escaleras o al lado de la cocina.

Si quieres saber que debes tener en cuenta si quieres mandar a hacer una cava a medida para tu casa, sigue leyendo y entérate.

Tipos de cavas

Vicave, expertos en cavas y bodegas para vinos, nos explican que lo primero es decidir el tipo de cava que queremos, dependiendo de nuestro espacio, presupuesto y preferencias. Así se puede elegir entre:

  • Cava de madera

Hay repisas de madera, que funciona muy bien tanto para una cava de estilo clásico como para un estilo más moderno, y por lo tanto, son de las más populares.

  • Cavas modernas

No obstante, tienes otros materiales como el metal que le darán un toque muy vanguardista.

  • Cavas climatizadas

Estas cavas son una excelente alternativa cuando no tienes ni el más mínimo espacio para armar una bodega. Y es que se tratan de una especie de refrigerador, termoeléctrico, que tiene una capacidad de enfriamiento limitado donde puede guardar perfectamente una colección pequeña de vinos en sus mejores condiciones, aunque si que no se aconsejan para ambientes demasiados calurosos.

Además, hay que saber elegir bien las botellas que se guardarán en ella, ya que no se puede configurar diferentes temperaturas, por lo que la temperatura que necesiten todas ellas debe ser la misma.

No obstante, si se tiene esto en cuenta, se puede tener una mini bodega con todo el buen gusto, sin ocupar mucho espacio y lo mejor, es que sin hacer de una gran inversión porque suelen ser muy económicas.

El espacio disponible

Lo más importante después de elegir el tipo de cava que se quiere es medir el espacio que se tiene de forma que sepamos el tamaño de la cava que vamos a adquirir. Por ejemplo, hay cavas que pueden almacenar a los vinos en sus cajas, lo cual es muy atractivo, y otras más pequeñas. Lo importante es que las botellas se pueden almacenar de forma horizontal para que el vino esté contacto directo con el corcho, evitando que éste se seque y que no se oxide, ya que adquiere un sabor avinagrado.

La iluminación

La iluminación es otro factor importante a la hora de diseñar tu cava. Las luces no deben emitir una cantidad de calor que perjudique al vino, como sucede con los focos incandescentes y algunos halógenos. Lo mejor es apostar por la tecnología LED, la cual, además de no afectar las características del vino, también son muy ahorrativas a nivel energético.

La distribución de las botellas

Es importante que el diseño de nuestra cava nos permita identificar y distinguir cada botella de vino y que nos permita ordenarlos de la siguiente manera:

  • Los vinos que ya están listos para beberse, también conocidos como vinos de consumo, deben ir de primeros, ya que deben consumirse antes del año después de su compra.
  • Luego, un poco fuera de alcance los vinos más caros y de colección que se dejan añejando hasta una ocasión especial.

La cantidad de vino que debe haber

Dependiendo del tamaño de tu espacio y la colección que tengas en mente, estas tendrán mas o menos botellas, menos o más variedad, todo según el gusto del dueño de la cava. No obstante, los expertos de Vicave nos comentan que para que una cava se considere buena, debe tener:

  • Tintos: 55% de los cuales se recomienda tener 11 vinos diferentes.
  • Blancos: 20% y tener 4 variedades distintas.
  • Rosados: 10% con 2 variedades.
  • Espumosos: 10% y tener 3 variedades.
  • Fortificados: 5% y tener 2 diferentes.

El lugar de almacenaje

Escoge el lugar de la casa en donde diseñar la cava es lo de menos si tienes un salón para ello o mucho espacio. No obstante, si no cuentas con él, la imaginación será tu aliada. Te aseguramos que con un poco de ingenio, igual puedes encontrar un pequeño espacio en casa que cumpla los requisitos de luz y calor para colocar tu cava con el mejor gusto posible.

Facebook
Pinterest
LinkedIn
Twitter
Email

Tambien te puede gustar

Scroll al inicio

Suscríbase a nuestro Newslette

Suscríbase hoy mismo a nuestro boletín electrónico para recibir información actualizada sobre las últimas noticias y ofertas especiales.