Apuesta por la formación continua de tus empleados

13 febrero, 2019
Apuesta por la formación continua de tus empleados

Está muy de moda el uso de políticas beneficiosas dirigidas a los empleados de las empresas, cosa que no se queda solo a nivel de las grandes empresas (como Apple, Google o Facebook), y también de las pymes, ya que cada vez es más importante involucrar al trabajador en la empresa para generar mayor productividad.

La formación de un trabajador es un aspecto fundamental que debemos de cuidar, ya que de lo contrario podemos encontrarnos con trabajadores que están totalmente estancados en sus puestos de trabajo, y que no solo no te ayudan a sacar adelante el trabajo, sino que pueden llegar a ser verdaderas anclas en el día a día.

Por ello, conseguir un trabajador motivado es una tarea del empresario, que debe de cuidar de que tenga retos que pueda asumir, desarrollándose como trabajador durante el camino mientras la empresa avanza. Y la manera en la que podemos obtener esta situación es ofreciendo una formación en técnicas novedosas del sector.  En el artículo de hoy vamos a hablar de la formación continua, y en concreto de los beneficios que genera, no solo en la empresa, sino también en el propio trabajador que también tiene sus propias metas personales.

Porqué deberías hacer que tus trabajadores no paren de aprender

En primer lugar, la formación continua promueve cambios reales en la conducta laboral de los empleados, que repercuten directamente en una mayor consecución de las metas profesionales a corto y largo plazo planteados por la organización. Formar al empleado no es una mera inversión, es una manera de mostrar al trabajador que cuentas con el como pieza importante de la empresa, y un trabajador motivado es un trabajador que hace su trabajo con ganas y contento.

En segundo lugar, los trabajadores adquieren conocimientos y destrezas que mejoran el resultado de sus tareas. En muchas profesiones se necesita una formación previa, que en muchos casos suele ser teórica en lugar de práctica, y cuando se llega al puesto de trabajo no se está lo suficientemente formado. Enseñar al trabajador y adaptarlo a tu sistema de trabajo te ayudará a que sea más productivo.

Ten en cuenta que esos conocimientos y destrezas también les enriquecen como profesionales, algo muy valioso de cara a su futuro profesional, que puede o no estar vinculado con la empresa en la que trabajan actualmente. Al fin y al cabo, las empresas buscan ser efectivas, pero los trabajadores buscan además desarrollarse a lo largo del tiempo en su profesión.

Los trabajadores sienten una mayor satisfacción, auto realización y motivación al ver que la empresa les premia con opciones de desarrollo profesional.

En tercer lugar, se sienten más seguros y confiados, al percibir que la empresa quiere seguir contando con ellos a medio y largo plazo. Esta seguridad se traduce en estabilidad, un aspecto que debido a la política laboral de hoy en día es algo difícil de encontrar, y que por tanto valorarán los empleados.

Gracias a esas positivas sensaciones que este tipo de acciones generan en los trabajadores, esto son capaces de participar más activamente en todas las actividades de la empresa. Y también ayudan a la empresa en los momentos en los que la carga de trabajo es superior y se necesita un sobre esfuerzo.

La innovación que pueden llegar a proporcionar los empleados aumenta precisamente por esa motivación y esa seguridad que experimentan en su día a día laboral. Y tu ganas con un personal capaz de utilizar las últimas tecnologías del mercado, lo que además te da un nombre y una posición como empresa innovadora.

Una manera de introducir la última tecnología sin tener que hacer grandes inversiones es mediante el renting de estas máquinas o mediante la explotación compartida. Un ejemplo del sistema al que nos referimos está en la carta de servicios de Sestetic, una empresa que presta servicios de alquiler de última tecnología en aparatos de estética en Cataluña.

Por último, los trabajadores se vuelven más efectivos y se mejora la capacidad de trabajo en equipo y la interacción entre los diferentes profesionales y departamentos. Esta conexión en el equipo te va a permitir que cada trabajador sea consciente de la importancia de su trabajo para no perjudicar a los demás compañeros que dependen de el.