Revisión y seguridad en alta mar

26 febrero, 2018
Revisión y seguridad en alta mar

Cada vez son más las personas que tienen como ocio salir a navegar. Una actividad muy sana, no tanto para los bolsillos, y que sirve de válvula de escape para el estrés del día a día. Ahora bien, me gustaría llamar la atención sobre una cosa, cuando se sale a alta mar hay que tener en cuenta la seguridad. Así podrás evitar cualquier tipo de incidente que pueda acabar en una tragedia.

En primer lugar, tienes que contar con una empresa que te haga las revisiones. Mi preferida es BalsaMar, ya que dispone de unas modernas y espaciosas instalaciones homologadas por la DGMM para efectuar la revisión de balsas salvavidas solas, con personal cualificado para garantizar una buena calidad, servicio, garantía y entrega de las balsas salvavidas con el menor tiempo posible.

Revisión

Y es que hay que llamar la atención sobre la importancia de realizar de forma periódica, la revisión de todos los elementos de seguridad. A pesar de que no existe una normativa específica sobre la revisión, por ejemplo, de los chalecos salvavidas, desde esta empresa  recomiendan  hacerla cada año o año y medio. Para ilustrar este consejo, lo mejor es ver algunas imágenes de los chalecos que han llegado a Balsamar para su revisión.

Se puede apreciar como los cilindros de CO2 para el inflado de los chalecos, están totalmente inoperativos. Ello conlleva, además de la imposibilidad de inflar el chaleco de forma automática, el consiguiente riesgo de explosión. Por ello y por vuestra seguridad, se aconseja realizar periódicamente, la revisión de vuestro equipo de seguridad: chalecos, balsas salvavidas, embarcaciones neumáticas, etc.

Estas son algunas de las cosas que debes de saber. Hay que disponer, como mínimo, de un chaleco para cada tripulante adaptado a su talla, peso y edad. Los menores deben disponer de un chaleco salvavidas a su medida, de preferencia con cinchas pasadas por las piernas (“pataletas”). Mantener los chalecos en perfectas condiciones, con las hebillas, pasadores y cierres limpios y engrasados. Si se mojan con agua de mar, lavarlos con agua dulce y secarlos antes de guardarlos.

Como te decimos, los chalecos salvavidas inflables deben ser revisados anualmente en una Estación de Servicio autorizada. La normativa CE distingue cuatro tipos de chalecos, definidos por su flotabilidad expresada en Newtons (N).

Por otro lado, los extintores portátiles deben encontrarse siempre al alcance de la mano y revisados, en fecha y forma, por empresas autorizadas y homologadas. Toda la tripulación tiene que conocer su localización exacta y saber cómo usarlos.

Balsas

Lo habrás visto en muchas películas. Las balsas son esenciales. Para que cumplan correctamente su función es importante elegir el lugar para su instalación en cubierta y cumplir con los plazos de las revisiones. Toda la tripulación debe saber cómo destrincar y lanzar al mar una balsa.

Los trajes de superviviencia son muy importantes para travesías largas y en aguas frías. Eso sí, los trajes de supervivencia son complicados de poner y requieren entrenamiento. Es conveniente practicar antes de embarcar, hasta conseguir enfilarse el traje en un minuto. Muchas veces los nervios evitan saber ponerlo y puede causar un problema.

El arnés es un equipo personal adaptado a la talla de cada tripulante. Aunque al principio puede parecer incómodo, el arnés es importante para moverse por cubierta con mal tiempo.

No olvidar gafas, tubo y aletas, por si hay que bucear para soltar un cabo enganchado a la hélice o al timón.

Otros consejos

Otros consejos son más básicos. Por ejemplo, viajando en solitario es necesario evitar determinados lugares, zonas muy concretas que representan un gran peligro. Viajando con otros barcos o en flotilla el peligro es mucho menor. Es muy bueno cruzarlo con otros barcos que sigan la misma ruta. Exceptuando algunos rincones del mundo, la seguridad no representa ningún problema y debemos poner toda nuestra atención sobre los partes meteorológicos para huir de las borrascas y navegar con vientos medios y cómodos.

Ya has visto que cuando  uno decide salir a alta mar tiene que tener las ideas muy claras, pero sobre todo unas nociones básicas de seguridad para poder evitar problemas. Esperemos que si tu afición es salir al mar, tengas muy presentes estas directrices en tu próximo viaje.