Llegar a los 55 con un aspecto fuerte, sano y jovial, es posible

5 diciembre, 2017
Llegar a los 55 con un aspecto fuerte, sano y jovial, es posible

¿Crees que es posible llegar a los 55 teniendo un aspecto jovial y saludable?

Pues, según los expertos, sí se puede, y no solo es una cuestión de genética. Hay que currárselo un poquito, pero vamos, que puede estar al alcance de cualquiera si de verdad  se empeña en hacerlo.

Es cierto que nuestro cuerpo y nuestra mente son un reflejo inevitable del paso del tiempo, y es algo natural e inevitable, y porque no, bonito. A fin de cuentas no todo el mundo tiene la suerte de llegar a hacerse mayor. Pero, en un mundo donde la esperanza de vida ha aumentado de manera significativa, hacerlo acompañado de una buena salud física y mental, es fundamental, porque así, veremos aumentar también de manera importante nuestra calidad de vida. Y es que no solo se trata de cantidad, sino también de calidad. ¿De qué sirve vivir más años si no lo hacemos en condiciones?

Nuestra cara, nuestros gestos, nuestra forma de movernos, nos delatan, y reflejan lo inevitable. Sí, nos hacemos mayores, pero esto no significa que tengamos que dejar de preocuparnos por nuestra aspecto físico, sino todo lo contrario, debemos preocuparnos mucho más, y dedicar un poco de tiempo cada día  a cuidarnos. Y por supuesto, sin olvidar que un cuerpo sano no puede entenderse sin una mente igualmente sana.

En Versátil, Centro de Estética son conscientes de que un aspecto jovial, también puede ayudarte a sentirte joven por dentro, y por eso, ponen a disposición de sus clientes y clientas, la última tecnología, ofreciendo los  tratamientos más efectivos combinados con los aparatos más modernos e innovadores del mercado: tratamientos faciales, corporales, maquillaje, depilación  tradicional o con láser de diodo, extensión de pestañas, etc… Y con un detallito especial para novias: bonos personalizados. Todo el mundo debería permitirse disfrutar de esta experiencia única e inolvidable, dejándose llevar por las manos, la experiencia y el arte de este equipo de profesionales que conseguirán que vuelvas a enamorarte, pero esta vez, de ti.

Laura Tébar, mi ídolo

Acabo de terminar una novela fantástica, un thriller super original que me tuvo enganchada de principio a fin: La Caricia de la Bestia, de la escritora Cristina C. Pombo. Se trata de una trepidante historia de corrupción, zombis que no lo son tanto y sobre todo, de amistad.

Laura Tébar, la protagonista, es una inspectora de policía en el pequeño pueblo de Grazalema, Cádiz, donde nunca pasa nada. Hasta ahora. Este personaje muestra a una mujer de 55 años, fuerte, valiente, independiente, y en plena forma, de hecho, el coprotagonista, “El Cons”, el nuevo compañero de Tébar, un joven vasco que no llega a los 30, no puede evitar sentirse irremediablemente atraído por ella, que aunque no quiera, no puede evitar sentir lo mismo hacia él.

Pues bien, Laura, aparece como un personaje poco convencional, y a sus 55 años, todavía puede presumir de estar en muy buena forma física y mental, y de poseer una figura envidiable, moldeada a base de esfuerzo y una constante y disciplinada rutina diaria de ejercicios.

Más allá de prototipo de mujer joven y cachonda, Cristina C. Pombo, nos muestra a una mujer madura, que a pesar de sus errores, se ha conseguido labrar un camino de éxitos en un mundo de hombres. Y lo ha hecho como una mujer en el sentido más auténtico del término: una mujer fuerte, valiente, independiente y quizás, algo “odiapavos” como bien apunta “Cons”, algo prácticamente imposible de evitar en una profesión como la suya, en la que el respeto a la mujer, la equidad, la decencia y la tolerancia brillan por su ausencia.

Llegar así a los 55, es posible, si como Tébar, te esfuerzas a diario, te preocupas por tu alimentación y practicas algo de ejercicio todos los días, y sobre todo, si no olvidas que, como decía Simone de Beauvoir, no se nace mujer, se llega  a serlo.Porque para la autora “la vida es un largo combate por el que se llega a ser uno mismo, esa es la tarea más elevada e ineludible de todo ser humano”.

Atrévete a ser tu mism@, vivirás mejor y más sabiamente