Internet y las lavanderías de autoservicio

17 julio, 2018
Internet y las lavanderías de autoservicio

La vida del español medio ha cambiado mucho en los últimos tiempos. Bien es verdad que el trabajo sigue siendo lo que condiciona su vida por completo, pero no es menos verdad que ahora lo hace en mayor medida. El español que trabaja en la ciudad sale más de media hora antes de que comience su jornada laboral de casa, come en la oficina y luego tarda en llegar a casa más de media hora desde que acaba su turno. En total, puede estar fuera de casa más de diez u once horas. Casi medio día. Puede decirse que conoce mejor su oficina que la casa en la que reside.

Un estudio muy interesante publicado por el blog Trabajo Como Quiero mostraba una clasificación de los lugares en los que las personas pasamos más tiempo a lo largo de nuestra vida. El primer lugar lo ocupa la cama, con algo más del 30% del tiempo. En segunda instancia, la oficina, con un total del 28% del tiempo. Finalmente, nuestra vivienda (excluyendo las horas de sueño) tiene el 24% de nuestro tiempo. Se confirma lo que veníamos diciendo en el primer párrafo: pasamos más tiempo en la oficina que en casa.

¿Cuáles son las consecuencias de todo esto? En primer lugar, que el cansancio de la persona aumenta de manera exponencial a lo largo de la semana. Muchísimas personas notan la falta de tiempo en casa, relajados y desestresados. Es un cansancio físico pero también mental. No estar en casa debilita las energías de los ciudadanos, por lo que podemos inferir que son muchos los españoles que se encuentran en situaciones así y que de verdad necesitan la llegada del fin de semana para conseguir relajarse de verdad y recargar las pilas después de una semana complicada.

¿En qué se traduce todo esto? La verdad es que las repercusiones son de lo más variadas, pero la que más preocupa es sin duda la imposibilidad de tener todo el tiempo que quisiéramos para nosotros mismos. Si pasamos gran parte de nuestro día fuera de casa y cuando llegamos a la misma tenemos que hacer las tareas propias del hogar, nos quedamos sin la posibilidad de disfrutar de nuestro tiempo libre. Por suerte, la posibilidad de gestionar alguna de esas tareas del hogar a través de Internet ha ido ganando fuerza en los últimos años y ahora es una de las preferencias de miles y miles de personas.

Lavar la ropa en casa es cada vez menos habitual entre las personas que viven en ciudades. Y es así por una mezcla de varios motivos: en primer lugar, porque muchas veces no tenemos el tiempo suficiente de dedicarnos a esta labor. En segunda instancia, porque son muchas las personas que, aprovechando el boom que están teniendo las lavanderías que funcionan con autoservicio, reservan de un modo online una de las lavadoras que este tipo de lugares ofrece para dejar su ropa lista en un corto periodo de tiempo. Estas dos conclusiones se han derivado de las percepciones de profesionales como los de Lavatur, que están en constante relación con todo lo que tiene que ver con el lavado de textiles.

Internet, fundamental

En los años pasados se ha elevado al 70% el número de personas que han apostado por Internet a la hora de comprar cualquier tipo de producto o reservar un servicio concreto. En lo que se refiere a la reserva de lavanderías, la verdad es que las cifras demuestran que cada vez son más los que han decidido apostar por ellas con el objetivo de reducir el tiempo que se requiere para hacer la colada, aumentar el espacio habitable de su vivienda (puesto que no necesitan lavadora) y ganar, en definitiva, en lo que a calidad de vida se refiere.

Hay que tener en cuenta más cosas. Hacer la colada es sólo una de las múltiples tareas del hogar a las que estamos sometidos cada semana, por lo que si queremos ganar de verdad en calidad de vida lo que hay que hacer es encontrar la solución para conseguir hacer las demás cosas en menos tiempo. Eso es un reto que parece que queda más dirigido hacia el futuro. El presente dicta que, al menos en cuanto a la colada, es posible morder un poco de tiempo y conseguir que tengamos un resultado ideal en menos minutos. No está mal, ¿no?

Cómo resolver las tareas del hogar sigue siendo un verdadero rompecabezas para mucha gente. Está actividad puede chafar todos los planes de un fin de semana y ser un verdadero agobio para todos aquellos que vivan de manera independiente y sobre todo si tienen hijos o personas mayores a su cargo. Encontrar soluciones es una obligación y estas van saliendo poco a poco gracias a un elemento como la red, que tanto viene facilitando la vida de la gente últimamente.