Empresarios paranoicos

18 diciembre, 2015

stress-543658_640

Me hace mucha gracia escuchar hablar a empresarios que aseguran no conocer las entradas y salidas de sus empleados y estar preocupados por ello. Mi tío tiene una fábrica de cartones y habla fatal de sus trabajadores porque como lo único que tiene que hacer es firmar a la entrada y la salida está empeñado en que trampean los horarios para tomarse más descansos o más largos y hacer lo que les da la gana. Yo estoy segura de que nadie, por lo general, se jugaría su puesto de trabajo así pero si tanto miedo tienen que compren este sistema controlador de accesos en Sevilla y que hagan uso de las nuevas tecnologías ¿o no?

En Grupo Cayp cualquier empresario puede tener acceso a los mejores sistemas de control y dejarse de tonterías y de habladurías. Yo soy empleada, trabajadora, y me pone de muy mala leche cuando los jefes o los directivos desconfiados se empeñan en hablar más de sus trabajadores sólo por lo que ellos piensan que podrían hacer para librarse de trabajar ¿Acaso creen de verdad que todo el mundo es así y que todos los trabajadores dirigen sus esfuerzos a trabajar menos en lugar de a hacerlo mejor?

Obviamente cuando un empleado intenta tomarle el pelo al superior, ese trabajador debería ser puesto de patitas en la calle de inmediato pero es que aquí no estamos hablando de eso, hablamos de algunos empresarios un poco paranoicos que no confían ni en su propia sombra y tienen a sus trabajadores fritos y estresados por culpa de sus paranoias.

Según la web fabricasdeespana.com actualmente tenemos fábricas en todas las provincias españolas, más pequeñas o más grandes. ¿Os imagináis que todos los dueños fuesen como mi tío? Pobres trabajadores…

En esto Japón es todo un pionero porque ha publicado a todos los medios de comunicación una noticia donde aseguran que quieren acabar con el estrés de sus trabajadores.

Japón siempre ha sido considerado uno de los países más trabajadores del mundo, con unos empleados que trabajan sin descanso y por largas horas. Sinónimo de esfuerzo o de volcarse en demasía podría ser el estrés que nunca es bueno para las compañías.

Es por eso que las empresas japonesas de más de 50 empleados empezarán a controlar el nivel de estrés de sus trabajadores una vez al año. Se trata de una medida impulsada por el Gobierno nipón para prevenir desórdenes mentales entre los trabajadores del país asiático, que ha registrado un aumento en el número de asalariados que enferman a causa de estrés laboral.

Por ello, los empleados de las empresas japonesas deberán rellenar anualmente un cuestionario sobre el ambiente y las relaciones en el centro de trabajo, así como detallar cambios en sus condiciones físicas y mentales.

Personalmente no es que yo esté muy a favor de los pormenores del trabajo asiático o japonés pero tengo que aplaudir esta medida porque me parece muy positiva y animar a nuestro gobierno a que implante algo parecido aquí en España.

Deja un comentario