Consejos para fomentar el e-commerce

31 enero, 2018
Consejos para fomentar el e-commerce

Con la llegada de dos mil dieciocho cabe detenernos un momento en nuestro ritmo habitual de trabajo para centrarse en examinar qué ha ocurrido en dos mil diecisiete. Muchas cosas han ocurrido, pero sin duda una de los fenómenos que destaca sobre los demás es la consolidación del e-commerce o comercio electrónico.

El comercio electrónico ha sido realmente importante en el pasado año, y porque gracias a él se han conseguido aumentar las ventas en las tiendas online de manera significativa. De hecho existe toda una industria que gira alrededor del comercio electrónico, y un ejemplo claro ha sido la evolución de la logística para atender a un sector que cada vez demanda más medios.

Si nos fijamos en uno de los productos que más se vende, la ropa, podemos ver cómo se ha consolidado el comercio electrónico. Actualmente existe una gran cantidad de empresas que venden ropa por Internet, y algunas de estas tiendas no disponen de tiendas físicas, sino que son simples almacenes que muestran sus productos en las tiendas online.

Esto no ocurre así siempre, ya que empresas como H.H.G. disponen de tiendas físicas para poder examinar los productos, y es que H.H.G. es un fabricante de ropa al por mayor de mujer y complementos, dedicados a la venta al por mayor desde 1985, y que desarrolla dos colecciones anuales de ropa de mujer.

En el artículo de hoy vamos a profundizar en un aspecto clave para destacar, es decir, en cómo el e-commerce va a mostrarse durante la primera parte del año. Para ello vamos a destacar algunos puntos que son esenciales, sobre todo ahora que existen muchas posibilidades para sobresalir dado que las empresas buscan actualizarse para seguir en la brecha.

Los tres consejos en e-commerce que te harán destacar

En primer lugar, destaca la omnipresencia en canales online. Si hasta ahora era suficiente con tener una web para ventas online, ahora es importante estar presentes y activos en las plataformas y dispositivos que se están utilizando para hacer esas compras virtuales. Nos referimos, por ejemplo, a las redes sociales. Y no solo a tener una versión de tu e-commerce en ese tipo de canales sino también a apostar por la publicidad en soportes como estos para llegar a tu público objetivo más, mejor y antes que la competencia.

En segundo lugar, los smartphones serán tus aliados, y es que cada vez se usan más los teléfonos inteligentes para realizar compras. Se estima que en el año 2018 el 50% de los beneficios del comercio electrónico procederán de los smartphones. De hecho, Goldman Sachs prevé que los beneficios por ventas online supondrán un volumen de negocio de 626.000 millones de dólares, la misma cantidad total que se recaudó en 2013 en el global del e-commerce. En definitiva, ¿Qué significa eso? Que las webs deben estar adaptadas sí o sí a estos formatos –diseño responsive– y a ser posible incluso tener tu propia app que facilite las operaciones a los potenciales clientes.

En tercer lugar, apuesta por la cercanía: mensajería, chatbots y compras por voz. Las compras por voz van muy en línea con lo comentado anteriormente, con esa apuesta por facilitar la vida de los usuarios. Asistentes como Amazon Echo o Google Home están ayudando ya a los internautas a investigar sobre los productos que buscan e incluso a realizar sus adquisiciones. En cuanto a la mensajería y los chatbots, es una fórmula muy eficiente de optimizar la conexión con los clientes, pudiéndose sugerir nuevas compras, descuentos especiales e ir fidelizando a los consumidores.