Buena comunicación interdepartamental

3 enero, 2018
Buena comunicación interdepartamental

La logística es una de las áreas fundamentales en los mercados actuales ya que, si nuestro departamento trabaja de forma eficiente, podemos generar una cuota de mercado mucho mayor obteniendo así un beneficio más grande para nuestra compañía y por tanto para nosotros. En ese camino que busca el óptimo funcionamiento de nuestra compañía, influyen puntos tan aparentemente irrelevantes y lógicos como simples, hablamos por ejemplo de la comunicación entre nuestros empleados, es por este motivo que en el post de hoy elevaremos este punto a primer plano y con la ayuda y buen hacer de Milwalkies os enseñaremos las funciones y ventajas de tener un buen sistema de comunicación dentro de nuestra empresa.

La comunicación desde hace muchísimo tiempo ha sido y es una de las principales herramientas que nos ha permitido a la raza humana evolucionar y conseguir el nivel de fortaleza que hoy en día tenemos y es que, si lo pensáis, desde que tenemos conocimiento de la evolución humana, la comunicación se ha ido desarrollando paralelamente sin dejar de obtener avances a lo largo de toda nuestra historia. Desde el primer Homo habilis y hasta el actual Homo sapiens sapiens, muchos han sido los múltiples artefactos que se han fabricado para comunicarse, desde pinturas rupestres a modernos teléfonos inteligentes y es que desde siempre hemos buscado mejorar nuestras comunicaciones. Uno de estos grandes avances en la tecnología ha sido el walkie talkie y es a él a quien hoy dedicamos nuestro post alabando todos sus beneficios y ventajas, que no son pocas y que en nuestra compañía nos pueden dar más de una alegría al conseguir llevar un mensaje de forma eficiente a toda aquella persona que deba recibirlo.

La función principal de este invento es lograr transmitir un mensaje de audio entre dos puntos distantes en cuestión de segundos al igual que si de un teléfono inalámbrico se tratase, aunque esto no es del todo cierto, puesto que existe una gran diferencia entre ambas tecnologías y es que para que un teléfono móvil funcione es necesaria que exista cobertura de red mientras que en el caso de los walkie talkies, esta comunicación se lleva a cabo, siendo este un gran punto a favor respecto a los móviles en determinadas circunstancias como pudiera ser el interior de nuestra nave o almacén.

Estos dispositivos que también tienen a su favor que su uso es libre y gratuito y que el único gasto que haremos será el de adquirirlos y dado el caso, el de su mantenimiento si alguno se nos estropea por desgaste, los usamos habitualmente en cuestiones de seguridad y emergencias, además de para crear líneas de comunicación internas entre personal o departamentos de una empresa para así llevar una mejor logística y organización de nuestras áreas de negocio. Aunque no todo son ventajas puesto que su uso se limita, dependiendo del modelo que adquiramos, a unos cuantos metros o kilómetros de distancia, si es extremadamente importante durante momentos delicados en los que queramos expresar un mensaje de manera inmediata puesto que este tipo de comunicación nos sirve como nexo directo de unión y como canal de audio para transmitir un mensaje.

Si durante un momento dado debemos expresar algo urgente a otro trabajador que se encuentra en el otro punto de nuestra planta logística, deberemos enviarle un mensaje claro y rápido para que éste actúe, y para ello no tenemos nada más que pulsar un botón del walkie y comenzar a transmitir el comunicado, momento en el cual, el receptor lo recibirá de forma inmediata y dado el caso, actuará en consecuencia.

Tras esta alabanza a la comunicación vía walkie talkie debemos señalar que estos no tienen la potencia que un teléfono móvil de última generación puede ofrecernos, pero si es cierto que, en ocasiones, su uso es mucho más eficiente, directo y eficaz.

El busca, otro de los medios de comunicación sin cables

Aunque oficialmente lo conozcamos como mensáfono, el busca o buscapersonas fue en su época otro de los hitos tecnológicos para la comunicación entre dos personas que se encontrasen a distancias lejanas.

Estos dispositivos que hoy en día se encuentran en completo desuso, podían ser unidireccionales en el caso de que solo recepcionasen mensajes numéricos o los más avanzados que contaban con la tecnología suficiente para poder recibir mensajes alfanuméricos. Más adelante y con el desarrollo del producto llegaron a crearse mensáfonos bidireccionales que tenían la capacidad de recibir y como novedad, de enviar, correos, mensajes y páginas numéricas.

Al igual que los walkies, en entornos de empresa, estos dispositivos eran más útiles que la telefonía móvil puesto que se comunicaban mediante ondas de radio que enlazaban los dispositivos con un centro de control de llamadas y conseguían llegar a zonas de sombra en cuanto a cobertura, a tema que las redes móviles, aún a día de hoy, tienen en parte pendiente en su lista de tareas.